17 abr. 2011

Deporte de orientación

Ya comenté una vez que me apetecía introducirme en el deporte de Orientación Deportiva a ver qué tal era y hoy fue el día.

Las casualidades, y el vivir en un sitio tan pequeño, hicieron que conociese (mediante la típica combinación de "amiga de una amiga de una amiga") a una chica que era una habitual de la competición local, federada y participante en una carrera que iba a tener lugar hoy, 16 de Abril.

Mi compañera de fatigas y yo nos apuntamos sin pensarlo mucho y aunque ya teníamos una ligera idea teórica del asunto fuimos en calidad de acompañantes. Nos tomamos la carrera como un simple paseo, otra de las posibilidades de la Orientación Deportiva nada despreciable para los amantes de la naturaleza que no deseen ir corriendo como cabras.

Fuimos aprendiendo las nociones básicas de lectura e interpretación de mapas, disfrutamos del incomparable paraje del Monte de Las Raíces y pasamos un rato agradable.
Para la gente que le guste correr o pasear por el monte, ésta es una manera divertida de hacerlo ya que se tiene que ir pendiente de dónde se está en cada momento y también mirar y valorar el entorno de otra manera; las curvas de nivel toman su importancia y la agudeza visual e intuitiva también.

Eché de menos correr un poco, pero nos pilló un chaparrón importante al final y además hoy era día de descanso...

Salud!


- 2 horas de paseo por pistas forestales en medio de pinos canarios y una espesa niebla.

3 comentarios :

Buen aguacero, pero se queda uno todo limpito... Besos

En carrera no he estado, sólo unas prácticas de un curso de orientación con brujula y mapa, e ibamos buscando los puntos. Muy entretenido, enhorabuena por esa primera carrera.

Felicidades por tu estreno.
Yo empecé en la montaña, mirando a "esos locos que corren" y he acabado como orientador, encontrando así un motivo por el que darle un sentido a correr por la montaña.
La combinación entre poder pensar y correr, aguantando el chaparrón (y no sólo de lluvia) es un reto sublime. La visión espacial y saber dónde estás en cada momento son más importantes que correr. De ahí que la gente que corre mucho y bien por montaña no suelen valer para esto, que es más "reflexivo".
Te recomiendo que sigas probando y verás que lo disfrutas. Canarias debe ser magnífica para practicar este bonito deporte. Un día probaré (jejeje).
Un saludo.

Publicar un comentario