1 abr. 2011

Balance del Primer Trimestre

Ya pasaron los 3 primeros meses del año y es tiempo suficiente para hacer balance en modo de resumen o viceversa.

Tras un primer intento fallido a finales del año pasado, me prometí a mi mismo que al empezar el año me iba a tomar en serio lo de hacer ejercicio. Llevaba muchos años sin mover el culo y me estaba "anquilosando" peligrosamente. Soy un tipo de poca continuidad y con poca fuerza de voluntad, eso me hacía bastante escéptico con respecto a mis logros deportivos, pero en estos tres meses me he sorprendido a mi mismo (y a alguno más, seguro...) Todo comenzó como era lógico, con dolores, agujetas y cansancio, pero sinceramente, mucho menos de lo que esperaba. Tal vez fue por seguir un plan de esos realizados para novatos que quieren empezar a correr, bastante progresivo y sin muchas aspiraciones; gracias a él fuí mejorando poco a poco, lento pero seguro. Aquí les dejo el ENLACE por si alguno quiere probarlo o recomendarlo. A mi me fue muy bien, bastante básico pero era lo que buscaba.

Al recopilar información acerca del running y su mundo, me encontré con el movimiento "barefoot", "minimal", "chi", "pose" o como quieran llamarlo; todos están muy relacionado entre si y pueden llegar a ser lo mismo en esencia. Desde el comienzo me llamó poderosamente la atención y me aventuré a probar. Al momento me di cuenta de que me había metido en otro "problema": No sólo tenía que enfrentarme a mi lamentable estado físico, sino que encima tenía que cambiar la manera de correr...

Hoy, 3 meses después, he hecho avances importantes en el aspecto técnico (cambio de pisada, posición del cuerpo y cadencia de zancada), he mejorado cardiovascularmente (hasta lograr correr 40 minutos sin descanso), he dejado de fumar (nunca fuí un gran fumador pero hace ya 11 días que decidí dejarlo del todo) y lo más importante, tras estos 3 meses, sigo teniendo más ganas de correr que nunca. Si no salgo a correr todos los días es porque además de no ser recomendable al no respetar los días de reposo, todavía me levanto ese día con secuelas del entreno del día anterior.

En definitiva, estoy contento y muy orgulloso de mi mismo.

Por supuesto no hubiera llegado hasta aquí sin el apoyo de la familia (que además me surten de prendas deportivas entre otras cosas), de Margary, acompañante fiel e incansable que a su ritmo, también ha logrado seguir el programa de entrenamiento y darme ánimo, consejos y fuerza moral en los días en que no me apetecía salir, y de todos esos bloggers-runners que me han servido de inspiración y como fuente de aprendizaje.

Gracias a todos, de corazón.

En el próximo trimestre otro "ladrillo" como este.

Salud!!

2 comentarios :

Felicidades por tu trimestre como corredor.
Los dos estamos de balance, aunque a mi me quedan un par de días.
Me gusta mucho el concepto de running minimalista y a la vez me sorprende; también me da muchísimo respeto por el tema de las lesiones, pero si lo piensas, correr descalzo es lo mejor para la fisionomia del pie, aunque, pensándolo más aún, dudo mucho que en los tiempos en que andábamos descalzos hubiese carreteras asfaltadas...

Gracias por la parte que me toca, pero todo el mérito lo tienes tú. La fuerza de voluntad siempre viene bien para estos casos. Un abrazo

Publicar un comentario