Vivobarefoot Neo

Mis nuevas compañeras

El calzado deportivo

como instrumento de separación

Mi primer medio maratón

Crónica y reflexiones

Hombres y mujeres

¿Pies diferentes?

La propiocepción

Escuchando a tu cuerpo

31 dic. 2012

Fin del segundo año

Se acaba este nefasto año y con él su correspondiente cuarto trimestre. Como viene siendo costumbre en este blog y siguiendo una "línea editorial" totalmente contraria al resto de runners blogueros, ya sólo hablo de mi y de mis entrenamientos de tres en tres meses, así que aprovechando el momento coincidente ya mencionado, resumiré mis andanzas deportivas durante este trimestre añadiendo también una referencia a lo acontecido durante el año; será breve, no se preocupen...


Estos tres últimos meses del año no han sido muy distintos de los anteriores. He entrenado con una (ya no tan sorprendente) regularidad de 4 días a la semana y casi siempre intentando seguir la pauta de algún planning preestablecido que estuviese basado en mi velocidad aeróbica máxima (que también ha aumentado algo durante este año, todo hay que decirlo). Como sigo con la política de "no participación en carreras populares que esquilmen mi maltrecho bolsillo", los objetivos trazados para darle algo de consistencia a los plannings siempre han sido imaginarios, pero ese hecho no ha impedido que los haya completado con una seriedad aceptable.

Aproximadamente, los kilómetros recorridos en estos tres meses han sido 475 en unas 44 horas, procurando además que en todas las sesiones de entrenamiento hubiese alguna cuesta o desnivel que endureciese parte de los mismos e inevitablemente bajase mi media de ritmo por kilómetro; cuando quiera ir rápido me compraré una moto...
Especial mención a diciembre, mes en el que por primera vez en estos 2 años de running he sobrepasado la cifra de 200 km. Muchos meses la había rozado pero nunca superado.

En cuanto a los datos anuales, pues poco más de lo mismo:
1900 kilómetros en 175 horas aproximadamente; el número de kilómetros ha superado al del año pasado (mi primer año corriendo) en casi el doble, que ya es decir...
Mismo tipo de calzado (siendo las Vivobarefoot Neo las zapatillas que más distancia han recorrido); 4 o 5 carreras populares de las que he dado cuenta en este blog a su debido tiempo, y muchos, muchísimos buenos momentos de liberación de endorfinas, que sin duda me han ayudado de alguna manera a paliar la avalancha de desagradables datos sociales, políticos, culturales y económicos que inevitablemente inciden en mi estado anímico.

Huelga decir que todos los entrenamientos han sido con calzado minimalista y que sigo fuera de ese altísimo porcentaje de corredores populares que se lesionan, sufren molestias o dolores constantes, pero... ¿a quién le importa eso?...

Quizás, y siguiendo con la tónica de no hablar demasiado de mi mismo, lo más positivo venga al observar la estupenda evolución de mi padre como corredor; tras su estreno en las carreras populares, ha llevado su progresión a límites insospechados, haciéndome desear poder llegar a su edad con tantas ganas, fuerza, ánimo y moral. Envidiable.

Y para el próximo año... ¿quién sabe?. Hace mucho tiempo que vivo "al día", sin objetivos a corto/medio plazo (y mucho menos "a largo"), pero supongo que seguiré entrenando, poniéndome un dorsal cuando me den ganas (y considere que merezca la pena pagar por él), y disfrutando mientras corro. De paso, intentaré seguir manteniendo este humilde sitio actualizado "obligándome" a escribir, aunque sigan faltándome kilómetros en las piernas para hablar con la autoridad de "los grandes"...

Salud!

Pd: ¡Ah!, se me olvidaba, hace un año y nueve meses que dejé de fumar 8^)

21 dic. 2012

Todos al gimnasio

Hace un año por estas fechas, publiqué una entrada titulada "Ejercicios de técnica para todos", y en ella se incluía un vídeo publicado en Youtube por el grupo de amigos llamados "Don´t be that guy" (algo así como "no seas ese tipo").

Gracias a la web Vitónica me acabo de enterar de la existencia de otro vídeo de estos chicos, pero referido a los "personajes" que pueblan los gimnasios. Mi experiencia en ellos nunca superó los tres meses, pero con una semana es tiempo suficiente como para reconocer a todos los especímenes que comparten pesas, aparatos, olores y sudor en estos desagradables recintos.

Les dejo el vídeo y la buena traducción/explicación que realizan en Vitónica:



Texto de Vitónica:

La primer gran aparación es la del novato, y quién no ha sido novato alguna vez. Ropas muy llamativas y/o de hace 30 años de propaganda, con una facilidad de creación de ejercicios fascinante. Cada ejercicio que realiza es digno del Circo del Sol cuanto menos. A continuación es el turno del “meathead“, que podríamos traducir como el idiota o el gilipollas. De estos siempre hay alguno en el gimnasio. Se cree que está fuerte y que es el rey del mambo. Es muy probable que te ponga malas caras y piensa que es el duro del gimnasio. Es una presa fácil para nuestra siguiente especie, el coach o entrenador, aunque yo le llamaría el sabelotodo, con ganas de dar por saco. Este no se corta ni un pelo en decirle a nuestro amigo el “tipo duro” que lo hace mal, que le falla la técnica. Vamos, que se pasa todo el día en el gym siendo un pesado y probablemente al final no toca ni una pesa. Otro espécimen es el “face“ y lo llaman así por las caras que pone haciendo cualquier tipo de ejercicio, prácticamente como si estuviera en el baño de casa haciendo sus necesidades. Suele ser fácil encontrar gente haciendo la mítica “blowfish” mientras hace cualquier esfuerzo. Y el último de todos, el “showoff“ o presumido, al que le gusta pavonearse y presumir de entrenamiento. Entrena duro pero le gusta que se sepa.

Salud!

Enlace a Vitónica

18 dic. 2012

El poder del azar

Hoy he leído una noticia que me ha dejado algo sorprendido, pero he tenido que pensar un poco antes de escribir sobre el asunto en este humilde blog de naderías. Y lo he hecho porque al principio no estaba seguro de si me parecía una noticia positiva o negativa; finalmente decidí...

La noticia en cuestión se hacía eco de que se había realizado el último sorteo para participar en la prestigiosa ultra-trail americana, Hardrock 100, hasta aquí todo normal, pero la sorpresa vino cuando me entero que el sistema para poder participar es TOTALMENTE aleatorio, es decir, por sorteo puro y duro, sin reservar dorsales para nadie, sea quien sea...
Este democrático sistema ha hecho que en la próxima edición no estén presentes grandes corredores como Kilian Jornet, Anton Krupicka, Mike Wolfe, Anna Frost o Lizzy Hawker.

Al principio pensé que todo el asunto era malo para la competición y el trail-running ya que el nivel bajaría, pero al instante cambié de pensamiento:
según mi parecer, todos tienen el mismo derecho a participar, sin tener en cuenta su nivel deportivo, sus méritos, sus triunfos o sus patrocinadores, esto hace que la "limpieza" de la competición sea absoluta desde el primer momento.
Dado mi desconocimiento en estas lides, ignoro el porqué de admitir sólo a 140, pero quiero pensar que esté hecho por el bien del entorno natural, ya que por el contrario, aprovecharían para sacar una buena tajada de la carrera. Si estoy en lo cierto (si no, algún iluminado me corregirá), me alegro doblemente ya que así se evitará un deterioro de las montañas, y aquí entro de manera soslayada en otro tema: ¿el trail-running afecta al entorno natural en el que se desarrolla?... y no hablo de entrenamientos, sino de carreras de montaña con muchísimos cientos de participantes... En cualquier caso, opinaré sobre esto en futuros posts, incluso puede que en el próximo...

Ota cosa: ¿que ocurriría si en las carreras populares se siguiera un criterio parecido y no se reservase algunos dorsales para los "grandes"?... ¿Y si no se guardasen los mejores puestos en la línea de salida?... ¿Y si no se invitase a los "grandes" para mejorar el nivel y se les obligara a pagar la inscripción como al más mediocre corredor?...

Evidentemente no tiene comparación una cosa con la otra, pero todo el asunto me ha hecho reflexionar, espero que a ustedes también.

PD: Como dije antes, si algún iluminado quiere informar más y mejor al personal acerca de las razones que llevan a la organización a admitir tan pocos participantes, además de confirmar que dicho sorteo siempre ha sido realizado de esta manera o por el contrario, es desde hace poco, que lo haga...

Salud!

Noticia

13 dic. 2012

¿Mande?...





Hoy vuelvo a recordar el post que escribí hace tiempo en el que hablaba de los precios de las carreras populares, y lo hago porque acabo de leer la noticia sobre la San Silvestre Vallecana, que resumida viene a decir esto:

39000 corredores cubriendo un recorrido de 10 km pagando 20€ el dorsal (que se agotaron en menos de 24 horas)...

Esta noticia, sumado a la masiva participación en las múltiples carreras populares por todo el territorio nacional, me dejó perplejo, anonadado y con sensación de no entender nada de nada...

¿Cómo es posible que tanta gente esté equivocada y yo tenga la razón?...¿cómo es posible que las carreras populares tengan tanto éxito independientemente del precio que tengan y lo bien o mal organizadas que estén?... ¿soy el único que le parece que pagar un dineral por correr es una soberana memez?... ¿resulta que al final de todo, la crisis es mentira?...

O la gente es estúpida o el estúpido soy yo, y guiándome por los números, cada vez tengo menos dudas de lo último; evidentemente soy yo, que vivo en un mundo paralelo, irreal y muy alejado del resto de mis congéneres siendo incapaz de entender algo tan simple como poder ser feliz pagando 20€ por ¿correr? 10 km en una San Silvestre hipermegamasificada...

Y yo que me negué a pagar los 8 € que pedían este año en mi ciudad por recorrer 5 km rodeado de gente disfrazada haciendo el ganso...

Perdonen pero me vuelvo a mi cubil...

Salud!

Noticia

5 dic. 2012

La técnica de carrera, esa gran desconocida...

Una pequeña muestra de la técnica de carrera, a velocidad "media", de Mo Farah y de Galen Rupp.



Es fácil llegar a algunas conclusiones viéndolos...

La postura al correr es fundamental, y ésta va indefectiblemente unida a la pisada; es prácticamente imposible mantener una postura "correcta" al correr si no se pisa con el medio/ante pie.
En este sentido, se observa claramente la diferencia de pisada entre ambos protagonistas: mientras que Farrah caé con el medio pie, Rupp apoya el antepie descaradamente. La postura del torso también es importante, siendo la de Rupp casi perfecta: erguido, relajado, casi flotando... Si tuviese que escoger entre los dos modos de correr, sin duda Rupp sería mi favorito.

Me tomé la libertad de calcular groso modo la cadencia de paso que mantienen ambos corredores en el vídeo, y mientras que Rupp sobrepasa los 160 pasos por minuto, Farrah anda cerca de los 180.
He leído a algunos blogeros "expertos" que mantienen la "teoría" de que llevar una cadencia alta a ritmos bajos es imposible, contraproducente e incluso absurdo. Para justificar estas afirmaciones se apoyan en la teoría de que los corredores "elite" siempre van a velocidades muy altas. Al margen de lo absurdo de esta "teoría" que obliga a estos señores a "ir volando" hasta a comprar el pan (si van más lentos, pisarán "de talón"...), y aunque no tenemos el dato de la velocidad a la que corren en este entrenamiento "de muestra", estarán de acuerdo conmigo en que a todas luces no están yendo a ritmo de récord...

Siempre es una gozada observar al ser humano correr "adecuadamente"...

Salud!

1 dic. 2012

Huaraches Simna: Análisis con 300 km de uso

Con algo más de 300 km recorridos con mis huaraches, creo que ya estoy en condiciones de realizar un análisis algo más detallado que las primeras impresiones contadas aqui.

Voy a comenzar con una aseveración algo sorprendente pero no exenta de sinceridad: aún a riesgo de parecer exagerado, puedo afirmar las sandalias Simna son uno de los mejores calzados (por no decir el mejor) que he usado para correr.
No sé si las mismas impresiones las tendré con otros huaraches ya que ese par es el primero que uso, pero supongo que en breve me haré alguno más para ser más objetivo...

Como todos saben, sólo llevo en esto del correr algo menos de dos años y lo he hecho descalzo o con zapatillas minimalistas desde el primer momento, así que las comparaciones que hago entre los distintos calzados son desde la perspectiva del minimalismo y de mi experiencia personal; ninguno de mis calzados deportivos anteriores (nunca los usé específicamente para correr) están incluídos en esta comparativa.
Dicho esto, entremos en materia, aunque antes quiero recordar que las "presentaciones" del modelo fueron publicadas aquí, como ya he dicho, así que no incidiré más en el concepto "huarache", que no es más que un trozo de goma y un cordón...


Datos resumidos:

- El uso que les he dado ha sido casi en su totalidad para correr esos 300 y poco kilómetros (a excepción de un par de kilómetros caminando).

- La superficie ha sido urbana, bastante agresiva (asfalto de distintas calidades y estados, cemento, gravilla...) y en alguna ocasión sobre pistas sin asfaltar, terrosas y/o con terreno firme. Generalmente he corrido cuando no llovía, aunque alguna vez lo hice sobre superficie mojada o húmeda.

- Los ritmos han sido los míos: entre 4:30 y 5:30 min/km y alguna que otra "serie" a 3:40/4:00 min/km.

- Las distancias por sesión han sido de unos 10-12 km de media, siendo la mayor de todas de 18 km.

- Nunca he usado calcetines con ellos.



Las sensaciones han sido muy buenas, asombrosamente buenas diría yo... Los expertos en correr en huaraches (que los hay, no crean) suelen comentar que al principio se requiere de algunas sesiones para acostumbrarse a su uso, pero en mi caso, desde la primera vez me sentí como pez en el agua corriendo con ellos. Bien es cierto que los dos o tres primeros entrenamientos en los que los usé, cuando llevaba más de 30 o 40 minutos corriendo, la parte de la goma que está en contacto con el pie tendía a resbalar, llegando a pensar incluso en añadirle una capa de gamuza o material antideslizante; poco a poco me di cuenta de que a medida que la superficie de la goma iba impregnandose de "materia" y se iba amoldando a la forma de mi pie, la sensación de resbalar desaparecía, siendo totalmente inexistente a día de hoy.

El trozo de cordón que va entre los dedos es absolutamente imperceptible, repito: absolutamente imperceptible. Este es el punto que más llama la atención a mis allegados, ya que la primera impresión es que debe molestar tremendamente al correr, pero nada que ver. Probablemente ese razonamiento debe venir de las sensaciones que nos dejan las "flip-flops" de plástico, pero en el caso de este modelo de huarache, el cordón es suave y muy poco abrasivo con la piel; quizás si tuviese un cordón más grueso o de otro material molestaría más, aunque lo dudo mucho según comentarios de otros compañeros.

Un punto clave es el ajuste y atado de la sandalia. En este aspecto es donde se suele tener ciertos problemas al principio, pero como dije, en mi caso fueron casi inexistentes. El novedoso sistema de anclaje por medio de una "tanca" que tienen las sandalias Simna, facilita muchísimo el ajuste, además de hacerlo rápido y cómodo. Un verdadero acierto...

La durabilidad de los huaraches presumo que es enorme. La goma es una suela Vibram que de momento se ha desgastado muy poco (ver fotografías), y el cordón, pese a tener algún sector un poco deshilachado, sigue en muy buenas condiciones. Hay que recordar que como dije en el post de presentación, las Simna vienen con un par de cordones de repuesto, aparte de que en cualquier mercería se pueden conseguir por un precio irrisorio, con lo cual, cero problemas.

Quiero acabar este mini-análisis resumiendo las valoraciones generales: La comodidad es máxima, la sensación de libertad del pie está fuera de toda duda y la similitud a lo que significa "correr descalzo" es muy alta.

Es verdad que los huaraches no son un calzado recomendable para iniciarse en el minimalismo, sobre todo si se usan sin cabeza (algo muy extendido...), pero bastante "agradecido" a medio-largo plazo. La necesaria aplicación de una "buena" técnica a la hora de correr con ellos los hacen ideales para intentar pulir pequeños defectos en la misma

Como nota final, decir que la gente con la que me cruzo mientras corro con ellos puestos, les falta muy poco para quedarse con la boca abierta, y los ojos como platos... Pero todo el que haya corrido descalzo en público, sabe de lo que hablo.

8^)

Salud!