Vivobarefoot Neo

Mis nuevas compañeras

El calzado deportivo

como instrumento de separación

Mi primer medio maratón

Crónica y reflexiones

Hombres y mujeres

¿Pies diferentes?

La propiocepción

Escuchando a tu cuerpo

28 abr. 2011

¿Por qué corro así? (y III)

Última entrega de esta pequeña crónica con la que pretendí resumir mis experiencias personales, de momento cortas pero intensas, en mi "correr minimalista".

Con los escarpines que nombré en el post anterior, he corrido en pista, asfalto y tierra intentando sentir la superficie con cada pisada. Todavía hoy los uso con regularidad. Recomendables al 101 %.

Al poco tiempo me empeñé en tener unos Vibram Fivefingers, más que nada por la novedad de un calzado tan extrañamente diseñado y tan distinto al resto. Me hice con unos Bikila (nombre apropiado...), y la verdad he de confesar que son una auténtico guante; no un guante de esos gruesos de cuero que te cubren toda la mano y no te dejan ni cerrar los dedos de manera normal, sino uno de esos finos, cómodos, abrigados y totalmente adaptados a la mano. En este caso al pié. Igualmente, con ellos he pisado por todas las superficies a las que he tenido acceso y se han comportado de maravilla.

Más de uno o una de ustedes se estará preguntando acerca de la protección del pié, cómo es posible que no duela, o cómo tendré los tobillos...pues de momento todo va como la seda. Es verdad que al principio todo es nuevo y cualquier piedrita molesta, pero eso es porque tradicionalmente hemos "sobreprotegido" a nuestro pié. Gracias al tiempo que llevo corriendo así, he notado que mis tobillos son más fuertes, que los dedos están más independientes y con más movilidad y que he ganado fuerza en el pié. También he de decir que no han desaparecido del todo las molestias en los tendones de aquiles, pero tampoco van a más; el llevar toda la vida corriendo de una manera y cambiarla de buenas a primeras lleva su tiempo de transición, y de momento sólo llevo 3 meses...

En fin, que seguiré corriendo de esta manera, intentando aprender cada vez más de mi propio cuerpo (he entablado unas bonitas conversaciones con él) y escuchando lo que me dice, pero por encima de todo, seguiré disfrutando del correr, y si es descalzo, mejor que mejor.

Salud!


Entrenamiento:

Distancia: 5,40 km
Tiempo: 28:00
Ritmo: 5:11 min/km
Velocidad: 11,57 km/h

26 abr. 2011

¿Por qué corro así? (II)

Tras mucho leer, ver vídeos y contrastar opiniones (la mayoría en inglés), me pareció que el concepto que defiende el "barefoot running" era de una lógica aplastante y para acabar de convencerme hice lo que hay que hacer: descalzarme y correr (trotar suave) unos metros. Invito a todos a hacerlo, y no por el césped o la arena de la playa, sino sobre cualquier superficie mínimamente lisa y cómoda (el cemento o el asfalto valen...)
Aunque no soy un entendido en la materia ni pienso sentar cátedra acerca de técnicas ni estilos, en cuestión biológica, anatómica y biomecánica, la manera de correr "tradicional" es un absoluto despropósito.

Una vez decidí que quería cambiar mi forma de correr (eso hay que decidirlo, no sale de forma natural a no ser que corras descalzo), me pasé por lo menos un mes concentrado únicamente en no impactar con el talón sino hacerlo con la zona del metatarso. Como dato curioso, las molestias en la rodilla desaparecieron pronto, pero aparecieron las que tenían que aparecer: gemelos y sóleos. Digo que tenían que aparecer porque de alguna manera las esperaba; toda la información que había leído me indicaba que había llegado a ese punto en el cual el cuerpo estaba usando unos músculos y tendones que nunca había usado (de manera notoria) en la carrera. Estaban totalmente anestesiados por el uso de zapatillas con amortiguación y por la manera de impactar con el talón en el suelo.

Hasta el momento seguía con mis zapatillas New Balance (running tradicional) pero haciendo esfuerzos terribles por pisar de aquella manera tan curiosa; al finalizar cada entrenamiento, corría descalzo una metros, que se fueron convirtiendo en kilómetros.
No acababa de sentirme cómodo, como era evidente, y siguiendo los consejos de los chicos de www.correrdescalzos.es decidí prescindir de una vez por todas de las zapatillas tradicionales. Me compré unos escarpines Seac en el Decathlon (7,95 euros) y me puse a correr con ellos.
Hay que tener en cuenta que ya había pasado la peor parte, la de adaptación de la pisada, pero aún así estaba muy pendiente de lo que el cuerpo me decía (dolores, molestias...) y de no excederme en las distancias ni en las intensidades.

Estar atento a estos detalles (y a muchos más que ya contaré) requiere gran concentración. A pesar de esta concentración (o gracias a ella) ahora me divierto, sonrío y disfruto mientras corro.

Mientras corro, sufrimiento CERO; esa es la clave, MI clave.

Continuará...


Entrenamiento:
Salida corta y suave por la pista completando la salida de ayer.
Distancia: 4,75 km
Tiempo: 26:50 min
Ritmo: 5:39 min/km
Velocidad: 10,62 km/h

25 abr. 2011

¿Por qué corro así? (I)

En sus inicios, el objetivo de este blog era simplemente ayudarme a seguir corriendo. Nunca he sido un tipo con fuerza de voluntad para las cosas "de sufrir", y sabía que al empezar a hacer deporte después de tantos años de inactividad, lo iba a pasar mal.
Al haber superado sin mayores problemas esos "sufrimientos" del principio, este sitio se ha convertido en una especie de humilde "gaveta" con vistas al exterior, donde acumulo mis experiencias pseudo-deportivas.

Por las cosas del destino y la magia de internet, llegó hasta mi la corriente "barefoot running" y todos sus derivados/asociados (chi running, pose method, minimalist running, etc. Sí, todos en idioma anglosajón...) Al ir leyendo, recabando información y enterándome más del asunto, pronto descubrí que como en todo, hay tantos defensores como detractores, y que además se había entablado una especie de "guerra dialéctica virtual" entre ellos.

Al empezar a correr de manera "normal", como era de esperar, mis rodillas "echaban chispas" (siempre he padecido molestias y dolores en ellas fruto de mis años mozos jugando al baloncesto) y extrañamente confiado, me entregué a las supuestas bondades del "barefoot running", diciéndome a mi mismo: "cuando me lesione lo dejo"; "vuelvo a mis tenis (tercera acepción) con amortiguación y me quedo más ancho que Pancho".

De momento, mis hinojos (segunda acepción) van bien, voy mejorando en mi rendimiento deportivo y las sensaciones que me deja el correr de esta manera no tienen precio para mi.

Para evitar las "guerras dialécticas" de las que hable antes, nunca quise exponer nada de todo esto en este sitio; soy un "novato" y como tal me comporto. No defiendo lo que no conozco lo suficiente pero tampoco lo critico, me limito a probarlo porque sí, porque me apetece. En definitiva, he intentado mantener al margen del blog todo lo referente al "barefoot running" hasta que transcurra algo más de tiempo y pueda sacar conclusiones de cierta solidez.

Entonces, ¿por qué estoy escribiendo esto ahora?:
porque a alguien le interesó, alguien me pidió que hablara de ello y aprovecho la coyuntura para informar a los interesados.

Este y los siguientes posts van "dedicados" a Danae. Gracias por tu interés.

Continuará...


Entrenamiento:
Salida corta y suave por el monte a coger aire y sudar un poco.
Distancia: 2,29 km
Tiempo: 15:00 min
Ritmo: 6:32 min/km
Velocidad: 9,17 km/h

23 abr. 2011

Mis primeros 10 kilómetros


El día 8 de este mes me propuse a mi mismo (vía STRANDS) correr 10 kilómetros sin importar la velocidad, ritmo o cadencia.

Hoy fue el día.

Salí a correr por un lugar al que hasta ahora sólo había ido a pasear, el ilustre "Camino Largo", en San Cristóbal de La Laguna. Tras consultar medidas en el google earth (a falta de GPS), consideré que era un buen sitio para intentar mi "hazaña" del mes.

Todo transcurrió sin contratiempos:

-cadencia controlada (salvo los últimos 1500 metros en los que se me iba un poco)
-respiración casi perfecta (sin notarme que me faltaba el aire en ningún momento)
-ritmo cómodo (a excepción de ese úlimo tramo)
-buen ánimo (gracias sobre todo a la compañía de mi padre y mi hermana que habiendo acabado desde hace rato sus "sesiones" de entreno-paseo, tuvieron el detalle de esperar a que yo acabase. Gracias a los dos)

En definitiva, otros 10 kilómetros más en mi haber de "corredor sin amortiguación" (esta vez corrí con las VFF Bikila). No es gran cosa pero son los primeros 10000 metros que hago sin descansar, parar o andar.

Se merecía una mención especial, ¿no?

Salud!


Entrenamiento:

Distancia: 10,00 km (aproximados)
Tiempo: 57:59
Ritmo: 5:47 min/km
Velocidad: 10,35 km/h

22 abr. 2011

1 mes

Llevo 1 mes sin fumar.

Mi intención era no hablar más de esto pero al cumplirse una fecha tan significativa, no me pude resistir.

Quizás en mis revisiones trimestrales lo vuelva a nombrar.

Salud!

Entrenamiento:

Distancia: 6,50 km
Tiempo: 26:26
Ritmo: 4:04 min/km
Velocidad: 14,75 km/h

18 abr. 2011

Sin dosificar

No se qué pasa. Mi intención desde hace unos días es hacer algún intento de acercamiento a los 10000 metros pero por una cosa o la otra cada vez me quedo más corto.

Hoy fue de risa:

La pista de siempre estaba cerrada por vacaciones y decidimos ir al parque que nos sirve a veces de lugar de entrenamiento. Tiene un recorrido de 500 metros por una estrecha pista de "picón" (octava acepción) y con algún desnivel que otro (mínimos pero se notan con respecto a la pista de atletismo). Estaba lleno de niños y padres pero aún así nos armamos de valor y nos echamos a correr.
La primera vuelta la hice andando porque estoy llevando a mi compañera de entrenamientos al "lado oscuro" y siempre invierto un poco de tiempo en recordarle conceptos y aconsejar sobre posición del cuerpo, pisada y demás minucias...
En cuanto me puse el metrónomo en los oídos, el "bip-bip" de 190 pasos por minuto me atrapó; esa era la idea, pero con lo que no contaba fue con "dejarme ir" de una manera tan inusual:

- Colocación de los auriculares.
- Apretar el "start" en mi cronometro.
- Comenzar a correr.
- Cuando llevaba 10 vueltas (5 kilómetros), veo que mi compañera se había parado; me noto más cansado que de costumbre y paro también. No había vuelto a mirar el crono.
- La sorpresa vino cuando miré el reloj, ¡sólo había pasado 20 minutos!

En definitiva, 5 kilómetros en 20 minutos, lo que se traduce en "velocidad de crucero" para un novato como yo.

Por un lado, contento por la velocidad alcanzada corriendo en chanclas de 7,95 euros y lo cómodo que fui en todo el recorrido, pero por otro pensando seriamente en aprender a "dosificar" esfuerzos, porque así no va a haber manera de llegar a los 10 kilómetros nunca.

Salud!

Entrenamiento:

Distancia: 5,00 km
Tiempo: 20:43
Ritmo: 4:08 min/km
Velocidad: 14,48 km/h

17 abr. 2011

Deporte de orientación

Ya comenté una vez que me apetecía introducirme en el deporte de Orientación Deportiva a ver qué tal era y hoy fue el día.

Las casualidades, y el vivir en un sitio tan pequeño, hicieron que conociese (mediante la típica combinación de "amiga de una amiga de una amiga") a una chica que era una habitual de la competición local, federada y participante en una carrera que iba a tener lugar hoy, 16 de Abril.

Mi compañera de fatigas y yo nos apuntamos sin pensarlo mucho y aunque ya teníamos una ligera idea teórica del asunto fuimos en calidad de acompañantes. Nos tomamos la carrera como un simple paseo, otra de las posibilidades de la Orientación Deportiva nada despreciable para los amantes de la naturaleza que no deseen ir corriendo como cabras.

Fuimos aprendiendo las nociones básicas de lectura e interpretación de mapas, disfrutamos del incomparable paraje del Monte de Las Raíces y pasamos un rato agradable.
Para la gente que le guste correr o pasear por el monte, ésta es una manera divertida de hacerlo ya que se tiene que ir pendiente de dónde se está en cada momento y también mirar y valorar el entorno de otra manera; las curvas de nivel toman su importancia y la agudeza visual e intuitiva también.

Eché de menos correr un poco, pero nos pilló un chaparrón importante al final y además hoy era día de descanso...

Salud!


- 2 horas de paseo por pistas forestales en medio de pinos canarios y una espesa niebla.

15 abr. 2011

Más a menudo

Decididamente tengo que salir más a correr por el monte; no sólo porque me lo paso genial sino porque noto que trabaja "todo".
Acabo de hacer poco menos de 3 kilómetros por unas pistas cerca de mi casa y acabé derrotado. Me encontré con unos desniveles enormes, de esos que miras desde abajo y sientes cierto respeto pero aún así, te lanzas a por ellos... y cuando vas por la mitad sólo ves las puntas de tus pies dando pasitos cortos intentando llegar a la cima, buff...que dureza.
Las piernas (tobillos incluidos) resistieron las grietas del terreno, las piedras sueltas y las cambios de ritmo constante. Al principio, los pulmones y el corazón se me querían salir por la boca pero en cuanto "rodé" un tiempo, todo se puso en su sitio.

Lo dicho, hay que repetir más a menudo.

Salud!



Ver mapa más grande





Entrenamiento:
Distancia: 2,60 km
Tiempo: 20:00
Ritmo: 7:41 min/km
Velocidad: 7,80 km/h

13 abr. 2011

Aumento de cadencia

Hacía algún tiempo que venía pensando en aumentar la cadencia de zancada (si es que se le puede llamar zancada a lo que hago...) porque me encontraba bastante cómodo a 180 pasos por minuto, que es el número mínimo para empezar a trabajar según las doctrinas teológicas de la religión que sigo...

Cuando conecté mi MP3 al ordenador para borrar el archivo sonoro de metrónomo (en forma de "loop" o bucle incesante) que me acompaña en los entrenamientos, me llevé una sorpresa al descubrir que no era a 180 a lo que estaba corriendo, sino a 185... Mejor, que mejor. En cualquier caso, sustituí el archivo por el de 190 pasos por minuto (el siguiente en la lista) aunque por un momento pensé en poner el de 195 suponiendo que el incremento iba a ser mínimo; por fortuna no lo hice. Digo por fortuna porque lo de que el incremento iba a ser mínimo, nada de nada; es más, el aumento de 180 pasos por minuto a 190 pasos por minuto me machacó, o por lo menos lo sentí así en el entrenamiento de hoy.

Parece mentira como oyendo el metrónomo a 185 y a 190 sentado en mi casa me da la sensación de que la variación es muy poca (y en realidad lo es), pero cuando la intentas aplicar al correr, asombra la diferencia que existe entre un ritmo y otro.

Lo que me consuela es que en una semana ya tendré el ritmo asimilado (como me pasó con el de 185) y a partir de ahí intentaré ir haciendo mía la cadencia más cómoda de manera que al final me pueda quitar los auriculares y el cuerpo no necesite de ningún "lazarillo sonoro".

Como curiosidad les dejo ambos archivos para el que quiera oírlos. ¿A que son prácticamente iguales?


- 185








- 190








Entrenamiento de hoy:
Distancia: 5,70 km
Tiempo: 31:49
Ritmo: 5:34 min/km
Velocidad: 10,75 km/h

11 abr. 2011

Nuevo plan

Además de novato en esto del "correr", tradicionalmente he sido un "cómodo" (aunque en realidad quiero decir "vago") y es por eso que fue condición indispensable para mi continuidad en el "running" el seguimiento de un plan de entrenamiento. Ese primer plan ya es historia y jamás lo olvidaré porque me ha llevado hasta aquí, pero necesito algo más...

Después de pasar unos días divagando sin saber muy bien lo que buscaba, finalmente me decidí por un plan de acondicionamiento para 10 km. Supongo que es lo que toca después de tres meses entrenando, viéndome bien físicamente y creyendo poder completar esos kilómetros sin mucho problema.; por otro lado es la típica distancia de las carreritas populares y aunque no pienso participar en ninguna de momento, no estará mal ir probando el sabor de los 10 km.

Aquí les dejó la tablita con el planning que intentaré seguir; no lo encuentro excesivamente duro, aunque el principal "hándicap" estará en añadir dos días más a mi entrenamiento semanal, que hasta ahora era de 3. Tampoco quiero anclarme demasiado ya que tengo intención de seguir saliendo a correr por el monte y es posible que las sesiones más cortas las haga allí, improvisando alguna variación. Además, de entrada ya cambié el domingo por el lunes en cuanto a descanso se refiere; aunque no practico la religión, de momento el domingo es sagrado...

Agradecería profundamente algún consejo u opinión sobre el plan, ¿qué les parece?



Aunque me he informado, el tema del fartlek y las series es lo que más me "preocupa", ya que es la primera vez que entreno de esta manera. Supongo que todo está en acostumbrarse, ¿no?.

Ni que decir tiene que mi intención es seguir corriendo sin amortiguación, plantilla correctora o compensadora de pisada o soporte para el arco del pié.

Como siempre, iré posteando las evoluciones, sensaciones y reflexiones.

Mil gracias.
Salud!

Entrenamiento de hoy:

Distancia: 7,00 km
Tiempo: 32:42
Ritmo: 4:40 min/km
Velocidad: 12,84 km/h

10 abr. 2011

Sábado en la pista

Los sábados por la tarde es una gozada correr en la pista: no hay casi nadie, el sol de esa hora es muy agradable y la temperatura adecuada.
Otros seis kilómetros sin amortiguación "pa´l bote". Cada vez es más fluido todo (cadencia, pisada, postura y respiración) y si falla algo, el cuerpo me avisa al instante.

Poco a poco voy alcanzando la máxima de "CORRER RELAJADO"; una auténtica gozada.

Salud!

Distancia: 6,14 km
Tiempo: 30:21
Ritmo: 4:56 min/km
Velocidad: 12,14 km/h

20 días sin fumar

9 abr. 2011

¿Por qué todos se lesionan?

Ahora que sigo bastantes blogs de corredores y de noticias relacionadas con el mundo del "running", me sorprende la cantidad de veces que la palabra "LESIÓN" aparece en ellos. En la gran mayoría de entradas que leo últimamente todo el mundo habla de que se "está recuperando de una lesión", de que "está saliendo de ella", de que "está volviendo a correr poco a poco" o de que "está en dique seco".

Por otro lado, dichos blogs pertenecen a gente aficionada a correr, "amateurs" o como quieran llamarlos, es decir, gente que no vive del deporte. Por muy "ultramaratonianos" que sean, son (somos) simples aficionados sin esponsor y subvencionados cada uno con su propio dinero. Me sorprende comprobar cuán extendido está el tema de las lesiones en el mundo del "running amateur" y me pregunto: ¿es tan obviamente inherente al "running" el hecho de lesionarse? o dicho de otra forma, ¿por el mero hecho de salir a correr o de presentarse a alguna carrera popular o marathon de pueblo, hay que lesionarse?.

¿Dónde está el error?, ¿qué se está haciendo mal?...

Soy novato en esto del "correr" y de momento no me he lesionado (y espero no hacerlo, aunque nunca se sabe...) pero sinceramente, cuando leo a gente mucho más experimentada y que lleva años en el mundo del "running", un mar de dudas (y de miedos, por qué no decirlo) me asalta. No me gustaría pasar lo que me queda de vida con una cojera producto de una lesión mal curada o de una intervención quirúrgica o de una "filtración", o no poder hacer algo de deporte cuando me apetezca; sería tremendamente irónico que por decidir ponerme en forma antes de llegar a los 40 años (llevaba muchos años sin "mover el culo") fuese a pasar lisiado lo que me queda por vivir.

¿Alguien se ha parado a pensar en esto?. Supongo que sí...

Salud!

8 abr. 2011

P´al Monte

Después de dos días de descanso y reflexión (y que no han sido muy buenos mentalmente hablando), hoy he vuelto al "tajo". Mi compañera de fatigas tiene unos dolores en las rodillas desde hace unos días y decidió no salir a entrenar (a ver si la convenzo para que se venga al "lado oscuro" y abandone sus super-zapatillas amortiguadas y por ende, los dolores de rodillas).

Yo tenía 3 opciones: no salir a entrenar, ir a la pista de atletismo de siempre o tirar p´al monte como las cabras.; elegí la tercera opción. Como novedad añadir que cambié mi hora habitual de entrenamientos por una salida mañanera; quería ver qué se sentía corriendo con el sol de las 10 am...
Iba a ir a la pista a la que hice referencia en anteriores post (Mesa Mota), pero recordando mis épocas de "mountain biker", hace 15 años ya..., decidí visitar unos caminos que solía frecuentar.
Me encontré bien, aguanté el "tute" e intenté disfrutar de él. Solo paré de correr y andé durante 1 o 2 minutos al coronar el punto más alto del completo recorrido: pistas de tierra totalmente irregulares (geniales para fortalecer los tobillos), un tramo corto de asfalto pero con un desnivel "matador", una vueltita al circuito de jogging del otro día (que hoy me pareció de colegio) y regreso al punto de partida.

Me gustó mucho y lo repetiré seguro.

Aquí les dejo algunos mapas y gráficas que saqué del maravilloso Google Earth, que de momento me va haciendo las veces de GPS.

Salud!

Distancia: 5,20 km (VFF Bikila)
Tiempo: 33:10
Ritmo: 6:22 min/km
Velocidad: 9,41 km/h


Ver recorrido en un mapa más grande






5 abr. 2011

"Vuelta al ruedo" y "cogida"...

Si no recuerdo mal, esta es la primera vez que entreno dos días seguidos.
Ayer, aunque aparentemente "light", he de recordar que fue mi primera vez en un terreno irregular, con viento y desniveles. Visto con objetividad, dicho recorrido es un paseo, pero sólo fui capaz de darle tres vueltas. Saco a colación el post de ayer porque hoy, de vuelta a la pista habitual, con la climatología habitual y las caras habituales me sentí desfallecer.

Me explico: Comencé a correr sin objetivos ni pretensiones ya que todavía carezco de un planning de entreno que sustituya el que acabé hace unos días; simplemente me apetecía correr. Todo iba normal, sin molestias excesivas, muy concentrado en la postura, en la pisada y en la respiración y con la cadencia de zancada controlada, lo de siempre... Cuando se acercaba el momento de pasar por los 5 kilómetros, fue cuando decidí que por hoy tenía suficiente con esa distancia. Me propuse acabarlos antes de la media hora y así fue, pero al acabar y parar, sentí que me desvanecía.

Fue una sensación extraña que nunca había tenido en estos tres meses corriendo, de hecho me recordó más a mis antiguas (de momento) crisis de ansiedad (en las que uno siente que va a desmayarse y que le falta el aire y todo eso; los que las padecen o las han padecido saben de qué hablo...) que a los síntomas que a veces suelo padecer al acabar los entrenamientos: respiración acelerada, cansancio, piernas sin sensibilidad, etc. Fue cosa de segundos, diez, quizás veinte pero fue desagradable. Me quedé en estado de "bajón" físico durante la siguiente media hora, pero ya me encontraba sustancialmente mejor. Después de la cena ya lo vi todo de otro color. No creo que haya sido cuestión de hambre (almorcé correctamente) sino que con la barriga llena todo se ve mejor.

Sin querer darle más importancia de la que tiene, las conclusiones que saco me llevan al entreno de ayer y a no haber descansado hoy. Quizás es demasiado pronto para entrenar dos días seguidos (me extraña con las distancias ínfimas que estoy corriendo, pero bueno...) o simplemente tuve un día "flojo", no se...

Mañana descanso sí o sí y a ver el jueves o viernes que tal me siento.

Distancia: 5,10 km
Tiempo: 30:00 min
Ritmo: 5:52 min/km
Velocidad: 10,20 km/h

Y 16 días sin fumar...

Salud!

4 abr. 2011

Prueba en la Pista de la Mesa Mota

Hoy me estrené corriendo fuera de la pista.

Ya había ido a ver que tal estaba el circuito de jogging-footing-running situado en lo alto de la Mesa Mota y me gustó. Durante este par de visitas que hice, me dió la impresión de que no va nadie a entrenar allí, cosa que agradezco (paz) pero por otro lado me apena por todo lo que representa una infraestreuctura pública que no se use.

En definitiva, allí me planté con la intención de analizar las sensaciones de correr entre pinos y fayales-brezales, por un terreno irrregular y sobre mis VFF. Acabé más pronto de lo esperado; supongo que por la poca costumbre de correr con desniveles, escalones y piso irregular. Con un viento terrible en algunas zonas, mantuve la cadencia habitual de las últimas semanas (180 pasos por minuto) y los pies respondieron bien. Noté los tobillos más fuertes y eso me da mucha seguridad al enfrentarme a este tipo de terrenos. Lo que me sorprendió fue que me cansé mucho antes de lo habitual, demasiado antes..., aunque soy incapaz de establecer una relación comparativa entre correr en pista o asfalto a hacerlo por el monte. Desde luego, la impresión que me dió es que no tienen tanto que ver como yo pensaba.

Como no dispongo de GPS, la distancia total del trayecto la desconozco, teniendo únicamente como referencia los datos que encontré en internet. Hablan de 1050 mt lineales; yo alteré un poco ese recorrido yendo por una zona con cambios de nivel marcados por unos escalones. No se cuanto habré añadido a la cantidad total de metros. En cualquier caso, es lo de menos, fui a divertirme.

Volveré.

Distancia: 4 km (aprox)
Tiempo: 25:09
Ritmo: 7:11 min/km (lento, lento, lento, je,je)
Velocidad: 8,35 km/h

2 abr. 2011

Semana 10. Día 3.

Después de la sobrecarga de gemelos de la última sesión, preferí descansar 2 días en vez de 1 y pese a estar estirando cada 5 minutos, llegué al entreno de hoy con alguna secuela. No obstante, todo salió a pedir de boca; las molestias no fueron a más y las sensaciones fueron buenísimas. Corrí todo lo relajado que pude concentrándome esta vez en la respiración por encima de todo. Cuando me refiero a "todo", es a la cantidad de pequeños detalles que procuro no pasar por alto:

- Ya la cadencia a 180 pasos por minuto está controladísima pese a que sigo con la compañía del metrónomo en mi oído.
- La postura también, aunque a veces tengo que relajar los hombros.
- La pisada genial, cómodo y fluído, e incluso me permití dar algún acelerón que otro sin perder cadencia.
- Y la respiración, como comenté, bien en lo que a lo cardiovascular se refiere, pero me descubro muchas veces recogiendo aire por la boca en lugar de por la nariz incluso yendo a ritmos suaves. De siempre he sido un tipo que respira por la boca (suelo tener la nariz "trancada") y es por eso que intento modificar ese aspecto, por lo menos mientras corro.

Ahora a recuperar los gemelos un poco más (que ganas tengo de tener dinero para pagar a un masajista...) para afrontar la próxima semana con las mismas ganas que esta. Quizás haga una prueba con las VFF Bikila por una pista forestal muy sencilla a ver que tal va todo. Ya les contaré.

Salud!!


Distancia: 7,34 km (VFF Bikila)
Tiempo: 43:33
Ritmo: 5:55 min/km
Velocidad: 10,11 km/h

1 abr. 2011

Balance del Primer Trimestre

Ya pasaron los 3 primeros meses del año y es tiempo suficiente para hacer balance en modo de resumen o viceversa.

Tras un primer intento fallido a finales del año pasado, me prometí a mi mismo que al empezar el año me iba a tomar en serio lo de hacer ejercicio. Llevaba muchos años sin mover el culo y me estaba "anquilosando" peligrosamente. Soy un tipo de poca continuidad y con poca fuerza de voluntad, eso me hacía bastante escéptico con respecto a mis logros deportivos, pero en estos tres meses me he sorprendido a mi mismo (y a alguno más, seguro...) Todo comenzó como era lógico, con dolores, agujetas y cansancio, pero sinceramente, mucho menos de lo que esperaba. Tal vez fue por seguir un plan de esos realizados para novatos que quieren empezar a correr, bastante progresivo y sin muchas aspiraciones; gracias a él fuí mejorando poco a poco, lento pero seguro. Aquí les dejo el ENLACE por si alguno quiere probarlo o recomendarlo. A mi me fue muy bien, bastante básico pero era lo que buscaba.

Al recopilar información acerca del running y su mundo, me encontré con el movimiento "barefoot", "minimal", "chi", "pose" o como quieran llamarlo; todos están muy relacionado entre si y pueden llegar a ser lo mismo en esencia. Desde el comienzo me llamó poderosamente la atención y me aventuré a probar. Al momento me di cuenta de que me había metido en otro "problema": No sólo tenía que enfrentarme a mi lamentable estado físico, sino que encima tenía que cambiar la manera de correr...

Hoy, 3 meses después, he hecho avances importantes en el aspecto técnico (cambio de pisada, posición del cuerpo y cadencia de zancada), he mejorado cardiovascularmente (hasta lograr correr 40 minutos sin descanso), he dejado de fumar (nunca fuí un gran fumador pero hace ya 11 días que decidí dejarlo del todo) y lo más importante, tras estos 3 meses, sigo teniendo más ganas de correr que nunca. Si no salgo a correr todos los días es porque además de no ser recomendable al no respetar los días de reposo, todavía me levanto ese día con secuelas del entreno del día anterior.

En definitiva, estoy contento y muy orgulloso de mi mismo.

Por supuesto no hubiera llegado hasta aquí sin el apoyo de la familia (que además me surten de prendas deportivas entre otras cosas), de Margary, acompañante fiel e incansable que a su ritmo, también ha logrado seguir el programa de entrenamiento y darme ánimo, consejos y fuerza moral en los días en que no me apetecía salir, y de todos esos bloggers-runners que me han servido de inspiración y como fuente de aprendizaje.

Gracias a todos, de corazón.

En el próximo trimestre otro "ladrillo" como este.

Salud!!