Vivobarefoot Neo

Mis nuevas compañeras

El calzado deportivo

como instrumento de separación

Mi primer medio maratón

Crónica y reflexiones

Hombres y mujeres

¿Pies diferentes?

La propiocepción

Escuchando a tu cuerpo

30 jun. 2011

Balance del segundo trimestre

Estamos a punto de dejar atrás el mes de junio y eso significa que llevo seis meses "moviendo el esqueleto". ¿Quién me iba a decir en enero que esta historia de correr hacia ningún sitio me iba a enganchar?...

Resumen:

En el capítulo de la salud, es evidente que mi estado físico ha mejorado considerablemente, pasando de correr 3 minutos seguidos y acabar asfixiado (en enero) a completar 10 kilómetros sin mucho esfuerzo (tal día como hoy). En marzo dejé el tabaco de lado y eso me ha ayudado a mejorar mi rendimiento; aunque nunca había pensado en dejarlo (me gustaba fumar y no era un fumador empedernido), me di cuenta que correr y fumar era incompatible (por lo menos en mi caso), así que con menos sufrimiento del esperado, el 20 de junio se cumplieron 3 meses sin fumar.

La continuidad que he conseguido a la hora de salir a correr es lo que realmente satisface porque soy un procrastinador nato y no recuerdo haber realizado nunca una actividad física con continuidad durante 6 meses seguidos, excepto cuando era adolescente.

El descubrimiento de las "nuevas tendencias" del running, como el barefoot o el chi running, han propiciado que no sólo no me dedique a correr sin ton ni son, sino que me preocupe por leer, documentarme, comparar y elegir. En este capítulo he de decir que me siento un poco "solo" y con la necesidad imperiosa de usar mi inglés para comunicarme con otros practicantes del barefoot o para leer información al respecto.
Es mi sino: cuando elijo lo que me gusta, generalmente acabo solo.

Mi temporada de "aclimatación" finalizó, ahora toca buscar un objetivo cada vez que salgo a entrenar. El plan confeccionado está esperándome; lo estrenaré el lunes y lo mostraré aquí en breve para recibir consejos y comentarios de gente más experimentada

En cuanto a números, ahí van:

- Distancia recorrida: 409,95 km (de los cuales 340.33 han sido descalzo-minimalista).
- Tiempo total: 46:49:20
- Ritmo medio: 00:06:50
- Velocidad media: 9,30
- Peso: Enero: 85 kg - Hoy: 74.2 kg

Aprovecho para dar las gracias a la vida (que me ha dado tanto...); a mi familia (por el apoyo incondicional y por proveerme de equipación runneril cada vez que abro la boca); a md (por todo y más) y a ustedes, queridos lectores (por leer las tonterías que escribo y ayudarme a seguir en la brecha).

Salud!

26 jun. 2011

Otra para Kilian

Simplemente hacerme eco de la gran noticia:

- Kilian Jornet ganó la recién disputada Western States Endurance Run 2011 completando las 100,2 millas en un total de 15 horas y 34 minutos.

Brutal...

Salud!




Foto cortesía de Salomon Running

23 jun. 2011

Con conocimiento de causa... ( y II )

Continuación...


Punto 6: Correr descalzo-minimalista es sólo para unos pocos.

- Falso.

Si una de las bases de la tendencia minimalista es que todas las formas de pisar son correctas y por eso se rechazan los soportes o las rectificaciones en la pisada, es lógico pensar que cualquier pie puede correr descalzo. Simplemente hay que hacerlo de manera correcta y el mecanismo del propio pie hará el resto del trabajo. Por supuesto hablo de pies normales, sanos y sin deformidades incluyendo en este grupo a los planos o a los cavos.


Punto 7: Sólo se puede correr descalzo-minimalista sobre superficies blandas.

- Falso.

Esta creencia es uno de los falsos mitos más extendidos y se ampara en que los hombres primitivos que corrían descalzos, lo hacían sobre tierra o hierba. Una vez más vuelvo a repetir que el pie está absolutamente preparado y diseñado para correr descalzo sobre la superficie que sea (transitable, claro) siempre y cuando se haga de manera apropiada. Correr sobre superficies excesivamente blandas puede ser contraproducente para los objetivos iniciales del barefoot: alargar el "acortado" tendón de aquiles y fortalecer el pie en general. Al pisar por superficies en las que se nos entierre el pie no estamos consiguiendo nada de ello, sino más bien todo lo contrario. Evidentemente, correr sobre asfalto impactando con talones sin protección es una práctica muy peligrosa pero si el impacto se realiza con la zona del pie diseñada para ello, el impacto se minimiza de una manera extraordinaria. Por otro lado, no sólo existe el asfalto como superficie dura, muchas rocas o superficies graníticas naturales existen desde hace milenios, e inevitablemente se corría sobre ellas...


Punto 8: Con esta técnica no se puede correr grandes distancias ni ir rápido.

- Absolutamente Falso.

Una vez que los pies han recorrido la suficiente distancia como para haber "recordado lo que un día llegaron a ser" (uno de los métodos de transporte más perfectos de la naturaleza), y con la suficiente preparación física, se puede cubrir las mismas distancias descalzo que con zapatillas convencionales. Generalmente, la gente que corre descalza lo último que busca es la velocidad o la obtención de marcas personales, incidiendo más en el aspecto "místico" o "espiritual" del correr. No obstante, hay gente que se plantea proezas y las lleva a cabo, como por ejemplo Jason Robillard, corredor de larga distancia (cuando hablo de larga distancia me refiero a carreras de 100 millas...). Históricamente también han existido en lo profesional algunos corredores descalzos que se han hecho un hueco en la historia como Zola Budd o el ínclito Abebe Bikila. Todo está en prepararse y en saber lo que se quiere.


Punto 9: Para correr descalzo-minimalista se necesita unas Vibram Five Fingers (u otra zapatilla minimalista de alto precio).

- Totalmente Falso.

Nada más lejos de la realidad. Con que cumpla con los "requerimientos" expuestos en puntos anteriores, el calzado puede ser cualquiera. Sin ir más lejos, yo mismo, aparte de correr con las VFF Bikila, suelo usar uno de esos calzados acuáticos que se consiguen en casi todos lados por un precio muy bajo (en la serie de posts titulados "por qué corro así", hablo de ellos).


Punto 10: Correr descalzo-minimalista es una moda.

- NS/NC.

Supongo que a día de hoy, hasta yo mismo puedo estar de acuerdo con esta afirmación, pero echando la vista atrás y analizando los "golpes de efecto" que han dado las grandes compañías a la industria del calzado deportivo, ¿hay algo que no sea una moda?. La amortiguación en el calzado nace a partir de los años 70, ¿antes nadie corría?, ¿se lesionaban más los atletas?... Lo dudo.


Punto 11: La asociación de podologos españoles interpone una denuncia contra mi por el vertido de incongruencias sin sentido en este blog.

- Falso (de momento)... =8^)


No quiero acabar si antes hacer incidir en que estas opiniones son sólo eso, opiniones. De ninguna manera se tomen mis palabras como recomendaciones o consejos a seguir sino más bien como referencia directa basada en la experiencia personal del que escribe; siempre conviene conocer algo de primera mano antes de criticarlo duramente.

Como bien dicen algunos: "que cada uno haga lo que le venga en gana".


Salud!


21 jun. 2011

Con conocimiento de causa... ( I )

Estas últimas semanas he visto proliferar en la blogosfera nacional algunos posts haciendo referencia a la tendencia "barefoot" y "minimalista". Como comenté en posts anteriores, no pretendía hacer de este blog un lugar de propaganda ni de defensa del correr descalzo o del "minimalismo", pero leyendo esas entradas en blogs ajenos, necesito aclarar algunos puntos. Esperando que nadie se ofenda y sin pretender sentar cátedra sobre nada en concreto, me gustaría dar mi opinión sobre algunas cuestiones basándome en mis experiencias personales, mis lecturas y mis impresiones. Separaré las cuestiones por "puntos" para que ustedes, queridos lectores, puedan rebatirlas, discutirlas o ponerlas a parir. No se corten, me encanta leer opiniones ajenas y probablemente con más fundamento y experiencia que las mías...




Punto 1: El desconocimiento de la técnica de correr descalzo (barefoot) es inmenso.

- Cierto.

El movimiento como tal nace en los Estados Unidos y se suele decir que a raíz del famoso libro escrito por Christopher McDougall, Born to Run, muy de moda por estos lares debido a la reciente traducción. Supongo que en verano será el libro de viaje para muchos runners españoles, que en su mayoría lo tomarán simplemente como una novelita entretenida.
Incluso en EEUU, el barefoot o el minimalismo (hablaré más adelante de esto) es un gran desconocido, y pese a que las grandes marcas deportivas están siguiendo la corriente muy de cerca y lanzando modelos específicos, hoy por hoy en la gran mayoría de las tiendas deportivas, las VFF o las Saucony Hattori (por citar algunos ejemplos), siguen estando en la sección "calzado cómodo". La sección running sigue siendo propiedad de la amortiguación.

La cuestión del barefoot y/o minimalismo en España es, en general, desconocida, ignorada, criticada, decepcionante y penosa.

Punto 2: La técnica barefoot no produce lesiones.

- NS/NC.

Peliaguda cuestión. Aún contando con algunos estudios de doctores que aseguran los beneficios del "barefoot", sólo el tiempo dirá si es así o no. Hay que tener en cuenta que la tendencia se extendió hace poco tiempo, con lo cual es algo prematuro sacar conclusiones. Lo que si está claro es que el uso de zapatillas deportivas, la clasificación de la pisada según su supuesto tipo o el uso de plantillas y demás inventos modernos, no han disminuido un ápice el número de lesiones en los corredores. ¿Hora de cambiar?...

Punto 3: Los zapatos (zapatillas deportivas) nos hacen correr de manera NO NATURAL.

- Rotundamente cierto.

Basándome en el estudio más conocido sobre el barefoot, realizado por el Dr. Daniel E. Lieberman (y colaboradores) es fácil realizar esta aseveración, pero en lo que realmente me baso es en la propia experiencia. Simplemente hay que correr descalzo unos 10 metros para darse cuenta de que la tendencia natural del cuerpo humano al correr es totalmente distinta haciéndolo descalzo que con zapatillas amortiguadas. Pruébenlo.
Aunque tenga el enlace en la parte derecha de mi blog, aquí va el estudio citado antes para que luego no se diga que me invento las cosas. =8^)

Punto 4: Se puede practicar el Barefoot usando zapatillas (minimalismo).

- Cierto.

Como mencioné antes, muchas marcas deportivas se están sumando al movimiento barefoot haciendo aportaciones con modelos minimalistas. Evidentemente y salvo algunas excepciones que apuestan claramente por este movimiento, las grandes marcas simplemente intentan acaparar mercado y que no se les escapen ni siquiera los consumidores que quieran correr descalzos.
Las zapatillas minimalistas son, en resumen, las que permiten correr como si se hiciese descalzo (aunque nunca es lo mismo). Son ligeras, flexibles, sin amortiguación, sin soporte para el arco plantar y con la misma distancia de suela en la parte delantera que en la trasera. Su función es la de proteger el pie de las irregularidades del terreno por el que se corre sin interferir en la manera de correr, dejando al pie funcionar de manera natural.

Punto 5: Para correr descalzo hace falta una transición

- Absolutamente cierto.

Si intentásemos correr descalzo aterrizando con el talón, comprobaríamos que a parte de ser tremendamente doloroso, estaríamos forzando el pie a aterrizar de manera no natural. En los países "desarrollados", llevamos zapatos desde que nacemos; zapatos firmes, con plantillas y con protección. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que esto hace que nos "acomodemos" al calzado y no se permita el desarrollo y el fortalecimiento de los huesos, músculos, tendones y ligamentos de los pies. Si después de pasar toda nuestra vida caminando y corriendo con calzado, intentásemos hacerlo descalzo o con un calzado minimalista, el pie quedaría totalmente desprotegido. Lógico. Por eso, antes de lanzarnos a hacer kilómetros, es necesario realizar una correcta transición que proporcione fuerza, movilidad y desarrollo a esos huesos, tendones, músculos y ligamentos "semiatrofiados" que tenemos en nuestros pies dormidos.


Continuará...

Salud!

20 jun. 2011

Reposando

Estos días han sido un poco extraños. Mis ánimos han estado por debajo de lo normal y para colmo no he podido paliarlos con un ritmo adecuado de entrenamientos. El lunes tomé la decisión de descansar unas jornadas debido a una molestia en la cara lateral del pie derecho. No era nada grave ni doloroso pero lo tomé como una llamada de atención que me daba mi cuerpo, y como ahora me llevo muy bien con él y nuestras conversaciones son continuas, fluidas y amenas, decidí parar. Sin duda el descanso es "mano de santo" y aunque siempre he intentado seguir el precepto de incluir sesiones de descanso intercaladas con las de entrenamientos, nunca lo había hecho por verdadera necesidad.

He hecho lo correcto, pero se ha juntado con ese bajón por el que paso y ha sido una coincidencia desagradable; no he podido deshacerme de los pensamientos negativos con la facilidad con que lo hago corriendo. En estos momentos es cuando realmente soy consciente de todo el bien que nos hace la generación de endorfinas. En cualquier caso, la semana acabó mucho mejor de lo que empezó y eso me anima: la molestia en el pie ha remitido, las malas sensaciones parece que se han esfumado y en lo deportivo, hay esperanzas de mejora para la próxima semana.

Por otro lado, estoy preparando un plannning de entrenamientos del que informaré aquí a su debido tiempo. La idea es empezar en julio ya que hace algún tiempo hablé del asunto y llegué a la conclusión de que hasta que no cumpliera seis meses corriendo, no seguiría ningún plan determinado. Lo estoy confeccionando como modelo de mantenimiento y mejora física general, sin buscar objetivos específicos, pero entrenando con un orden de salidas lógico e incluyendo sesiones largas, de recuperación, de esfuerzo y de velocidad. Veremos en qué queda todo.

Salud!


Entrenamiento:

Distancia: 5,47 km
Tiempo: 32:30
Ritmo: 5:56 min/km
Velocidad: 10,10 km/h

13 jun. 2011

Otra semana más

Después del último post ampliamente visitado pero escasamente comentado, vuelvo a escribir en el tono habitual de los runners blogueros: distancias, sensaciones, números, datos y gráficas.

Con la salida de hoy, completé otra semana más y ya me acerco sin remedio al final del segundo trimestre del año y por ende, al final del segundo trimestre de mi vida como runner. Llevo aproximadamente un mes en el que entreno cuatro veces a la semana añadiendo cada vez más kilómetros a mis recorridos sin notar que esto me perjudica físicamente. El haber abandonado en este mes la pista de atletismo en la que solía entrenar, ha propiciado ese incremento de kilómetros sin aburrirme. Me he convertido en un corredor urbano y de vez en cuando, montañero. Me divierto surcando las calles, subiendo y bajando aceras, entrando y saliendo de las pequeñas jardineras, esquivando los excrementos caninos y encontrando a personas conocidas a las que apenas me da tiempo a decir un ...adios!... (salvo excepciones), sintiéndome así más libre aún ya que no soy un tipo muy amante de "la gente" en el más amplio sentido de la palabra.

Técnicamente hablando, esta semana no ha sido relevante pero si gratificante porque el volumen de kilómetros recorridos me ha dado constantes oportunidades de revisar una y otra vez todos los puntos básicos de mi carrera: postura, pisada, respiración, relajación y sonrisa. Además he ido sumando algunos kilómetros completamente descalzo, esta vez por calles y aceras. Es curioso como la gente mira; si ya lo hacen cuando me ven con mis VFF, descalzo ni te cuento. Los pies siguen fortaleciéndose, "abriéndose" y endureciéndose. Es una pena no tener fotos de ellos antes de empezar a correr porque estoy absolutamente seguro de que han cambiado de forma en este tiempo.

Sin duda, correr descalzo por las calles es una de las cosas más gratificantes que he hecho.

Antes del balance trimestral a finales de mes, espero "postear" alguna vez más.

Salud!

10 jun. 2011

Reflexión ahogada vs Lanzarote Wine Run

Sin entrar en cuestiones políticas, siempre me he considerado un tipo bastante abierto, permisivo y liberalizador aunque con los años supongo que cada vez irá a menos; siempre he estado en contra del "estado paternalista" y de su sospechoso afán por cuidar de los inútiles e ignorantes ciudadanos. Nunca me han gustado las prohibiciones y siempre he abogado más por la educación y la formación desde la base social para que las decisiones personales en el futuro sean hechas con un criterio racional y sopesado. No creo en el Estado como ente anónimo y global sino más bien como un pulpo de tentáculos infinitos manejado por los más listos de la clase, algo que me gustaría cambiar, reformar o por lo menos, poder huir de él. Todas las opciones son imposibles de realizar; sólo me queda sobrevivir.
A grandes rasgos me he definido ideológicamente aunque hay muchos matices, como en la vida misma. Lo he hecho porque creo que es fundamental mostrarles, mis queridos lectores, de qué pasta está hecho el que escribe.

Según mi punto de vista, la hipocresía social más flagrante se ve reflejada en el tema de las drogas y la prostitución. Lo del lenocinio lo trataré en otra ocasión (tal vez) y hoy me centraré en el asunto "drogas y deportes" (por fin encaminé el texto...)

Cuando el deporte sigue siendo deporte y no espectáculo, cuando no se ha profesionalizado y no se mueven cantidades astronómicas de dinero y cuando conserva la pureza del hecho deportivo, las drogas no tienen cabida, no tienen sentido y rozan el absurdo. Aún así, los ignorantes las usan para mejorar su rendimiento. Otra cosa bien distinta es lo que opino acerca de su uso en el deporte-espectáculo; me guardaré dicha opinión para otra ocasión. Para mi, las carreras POPULARES siguen siendo uno de esos ejemplos de deporte puro en los que la ciudadanía deportista va a competir, pasarlo bien, probarse a sí misma y disfrutar, todo desde la coherente perspectiva que forma el tandem deporte-salud.

Al margen de las consabidas botellas de champan de los podios en diversos deportes (sobre todo del motor) y de la incesante relación que tienen algunas poderosas marcas de cerveza con los eventos deportivos de gran magnitud, con sorpresa me encuentro una carrera popular que se celebra en Lanzarote (es un ejemplo más, supongo) en la que el alcohol está presente y sirve como reclamo para el deportista. Asombrado e indignado me he puesto a escribir este post intentando descargar mi ira:

- Dicen que las drogas ilegales (me hace gracia este adjetivo) son malas, muy malas en cambio las socialmente aceptadas como el alcohol no sólo no son tan malas sino que encima se permiten el lujo de ser asociadas con eventos deportivos. Manda huevos... Ya basta de hipocresías, esto roza lo circense. Para el alcohol sí que puede haber CONSUMO RESPONSABLE, para el tabaco idem, pero para el resto de sustancias que existen (prohibidas), que nos acompañan cada día, que conviven con nosotros y que están más cerca de lo que creemos, para esas no, para esas no estamos preparados.
Sigue siendo más rentable que las manejen unos pocos... Sospechoso, ¿no?

En fin, el mundo que nos ha tocado vivir...

Salud!


Enlace a la Wine Run (precioso recorrido, todo sea dicho):

Otro ejemplo de la hipocresía deportiva con respecto al alcohol disfrazado con el lema "consumo responsable"

Interesante artículo si todavía quedan ganas de leer más al respecto:


Entrenamiento:

Distancia: 12,24 km
Tiempo: 01:19:26
Ritmo: 6:29 min/km
Velocidad: 9,24 km/h

6 jun. 2011

Satisfecho

La semana pasada fue muy productiva en lo que a suma de kilómetros se refiere, superando la cifra de 30 km y marcando un nuevo histórico semanal (37) realizado en 4 sesiones. La acabé con muy buenas sensaciones y una mejora física y psicológica evidente; nombro el aspecto psicológico porque todas las sesiones han sido en solitario y eso me podría haber hecho flaquear.

Los entrenamientos han sido por asfalto (huí de la monotonía de la pista) calzando mis VFF y "comiendo" arcén. Hay algunos recorridos que no creo que repita, demasiado tráfico a mi alrededor.

El estado de mis pies es bueno (aunque algo tiernos todavía), el muscular mejor aún (con esta manera de correr nunca he sentido el más mínimo dolor) y me siguen acompañando las ligeras molestias en los tendones de aquiles que son inversamente proporcionales al tiempo que paso estirando, de hecho no hago otra cosa que subirme a bordillos y escalones continuamente; fueron muchos años de tendón encogido, acortado y sobreprotegido y el cambio en la manera de correr pasa por una transición que lleva su tiempo. Vigilo pero no me preocupo.

Por lo demás, ya son 2 meses y medio sin probar el tabaco (me han dado ganas en ocasiones) y 10 kilos perdidos desde que empecé a correr (enero de este año). En definitiva, llevo ya 250 km sin soporte para el arco plantar, sin amortiguación y sin suela intermedia como bien marca el conejito blanco.

Satisfecho.

Salud!

2 jun. 2011

Kilian Jornet

Hola.
No pensaba publicar nada hasta mañana o pasado pese a que llevo dos entrenamientos prometedores esta semana; quería completar el tercero y ver cuánto sumaba pero el caso es que viendo un excelente avance de un documental que se publicará este otoño sobre la Western States Endurance Run (WSER) me llevé una sorpresa.

La WSER es un ultra maratón de montaña que junto con otros tres forman el Grand Slam of Ultrarunning, que viene a ser más o menos como la suma de los cuatro ultra maratones más viejos y prestigiosos de los Estados Unidos. Entre los nombres que salen al principio del documental figuran clásicos como Hal Koerner, Anton Krupicka o Geoff Roes y un chavalín llamado Kilian Jornet que dice en un inglés poco inglés "I´m from Spain"... Evidentemente, retrocedí el vídeo un par de veces convencido de que mi capacidad auditiva para entender el idioma anglosajón estaba disminuyendo, pero no, estaba claro. El "niño" era español, catalán para más señas.

Acto seguido me puse a buscar información sobre él y la sorpresa fue en aumento. Muchos de ustedes dirán "...bah, yo ya lo conocía...", seguro, pero mi ignorancia acerca del "running" no me había dejado oír jamás su nombre. No hablaré aquí acerca de todo lo que ha conseguido ni de lo fuera de serie que es, con buscar en google es suficiente para darse cuenta de ello. Sobre lo que si hablaré es acerca de la sensación que se me quedó en el cuerpo:

-Aparte de la envidia sana que da leer sobre sus hazañas deportivas, la principal pregunta que me hice fue: ¿Cómo es posible que éstas no hayan tenido más repercusión mediática?. A raiz de esta cuestión, me asaltaron otras: ¿Por qué conozco el nombre de muchos deportistas extranjeros y no el de este chaval?, ¿por qué en este país siempre suena la misma canción?, ¿hay vida tras el fútbol, Nadal, Gasol o Alonso (por ejemplo)?...

Cuanto más me meto en esto del correr, más me sorprendo. En todos los sentidos...


Les dejo el vídeo-trailer (es cortito aunque en inglés), el enlace a la web oficial del documental y el de Kilian Jornet, que se merece por lo menos una visita.



Salud!