20 jul. 2011

Humanidad

Entre tantas noticias deportivas que hablan de mejores marcas, tiempos, cronos, competiciones, competitividad, velocidad y demás términos poco recomendables desde mi humilde punto de vista, me ha sorprendido gratamente una que hablaba de un corredor que se sentó a 100 metros de la línea de meta y esperó a su perseguidor, para cederle la victoria por haberlo ayudado psicológicamente muchos kilómetros atrás cuando lo estaba pasando mal.
Desde luego, este tipo de actos no se dan habitualmente en la vida, y por ende tampoco en el deporte, ya sea de competición o amateur; esta es una de esas cosas que te acaban enseñando más que cualquier libro o plan de entrenamiento.
Enlazo la noticia esperando que, como me pasó a mi, les recuerde a muchos de ustedes que todavía hay algo más importante que mejorar tiempos, batir marcas e incluso, ganar una carrera.

Salud!

Enlace a la Noticia, que sin duda, merece ser leída.

Foto: Valentí Zapater/NO LIMIT vía desnivel.com

8 comentarios :

Gran gesto! Es una alegría leer de vez en cuando que pasan cosas de estas. Gracias por compartirlo.

Estas cosas ya no se llevan aunque siempre te agrada que ocurra en el deporte que practicas

Que gesto tan bonito. No hay que olvidar que iba el primero, me parece increible, simplemente sabía que el hecho de ir en cabeza era circunstancial, que de no haber sido por la ayuda del compañero no sería así.
De alguna manera es un ganador nato.

Pd: A nivel aficionado hay muchísimos casos parecidos en este deporte que se quedan (claro esta) en el anonimato. Recuerdo leer la cr´nica de carrera de un participante de la breña x-treme de Barbate (Cádiz) que ayudó a un compañero casi al principio y, recuperado este, cuando las tornas se cambiaron, no dudó en esperarle para entrar juntos en meta (casi 120 km en 6 ó 7 vueltas de un circuito de 28)

Es una historia de las que se ven poco, pero es agradable saber que quedan buenas personas. Abrazos

Este tipo de cosas deberían ser la norma general y no la excepción.

Saludos desde Panamá
FER

Lo cual demuestra que no todos somos iguales...
no todo está perdido...

Un beso,

Estoy completamente de acuerdo con tu enfoque. Quedar primero o segundo, dónde está el valor de eso cuando sientes que se lo debes todo a una persona que va tras de ti? La nobleza en el deporte profesional no es algo frecuente pero como bien dicen por aquí arriba, aun hay esperanza =)

Publicar un comentario