28 jul. 2011

6 razones más por las que nunca debes correr descalzo (traducción)

Voy a traducir el segundo post de Downtown Runner en el que con el mismo humor irónico, aporta 6 razones más para no correr descalzo. Espero que les gusten tanto (o tan poco) como las 7 anteriores.









6 RAZONES MÁS POR LAS QUE NUNCA DEBES CORRER DESCALZO



Tengo que confesar que he fallado. Como mi hijo dice: "Fallo épico". La entrada anterior (siete razones por las que nunca se debe correr sin la comodidad y la protección de unas zapatillas, las más caras a ser posible), la escribí creyendo que ayudaría. No voy a repetir las razones, pero creo que eran muy convincentes, y siguiéndolas, no debería haber más preocupaciones por los dañinos objetos punzantes, por el peligroso disfrute del "feedback" recibido en los pies, o por el derrumbe económico mundial a causa de que haya corredores que dejen de comprar cada poco tiempo sus zapatillas deportivas que encapsulan sus pies, los protejen e incluso (en caso de que no lo sepan) ajustan los cambios hormonales. Sin embargo, digo que he fallado porque todavía hay gente lo suficientemente tonta de aventurarse a correr simplemente con un poco de piel entre los huesos de los pies y la tierra.

Pero yo soy un corredor, y como tal, no renuncio, no pierdo la esperanza y no me rindo. Así que para aquellos de ustedes que no fueron convencidos por las primeras siete razones, siento que es mi deber aportar seis más. Soy optimista y creo que estas razones adicionales lograrán que los pies de los incautos acaben en unas magníficas, brillantes, estabilizadoras y acolchadas suelas de 2 pulgadas de grueso.

Así que aquí están dichas razones:

1) Se pueden ensuciar los pies.

Ok, lo sé, parece obvio: incluso si corremos en una bonita y limpia pista cubierta, los pies se ensucian. Suciedad. Estoy hablando de suciedad, amigos.
Honestamente: ¿cuándo fue la última vez que realmente se lavaron la planta de los pies?. Seamos sinceros, la mayoría de nosotros simplemente toma una ducha y las plantas de nuestros pies se limpian sólo con estar en contacto con el agua y el jabón que cae de limpiar el resto de nuestro hermoso cuerpo de corredor. Sin embargo, correr descalzo es una historia diferente. Habrá demasiadas "cosas" pegadas y apelmazadas en la planta de los pies como para ignorarlas, por lo tanto, vas a tener que levantar los pies (con el consecuente riesgo de caerte en la ducha o bañera) para conseguir quitar la suciedad de ellos. También podrías sentarte en la superficie de la ducha o bañera para evitar caídas... Suficiente, no digo más. Ya tienes la idea...

2) Bichos asquerosos.

El mundo ya es lo suficientemente peligroso y lleno de todo tipo de organismos: bacterias, virus, insectos o arañas por nombrar unos pocos. ¿Nunca han oído hablar de los anquilostomas? ¡Sí, anquilostomas! Sé que suena muy desagradable, pero en determinadas circunstancias, estos pequeños bichos puede subir por tu piel y luego .... bueno, no voy a entrar en detalles. Huelga decir que debemos evitar los factores que favorezcan su crecimiento. Por ejemplo, los anquilostomas básicamente viven donde hace calor, humedad y falta de higiene; al correr descalzos podríamos pisar excrementos (generalmente de perro) y permanecer pisándolos varios minutos para dar la oportunidad a la larva de anquilostoma de subir por nuestra piel.

¿Qué posibilidades hay de permanecer durante algunos minutos en condiciones cálidas, húmedas, de poca higiene y pisando un excremento de perro?. Más o menos las mismas que si se te desatara el cordón de la zapatilla, te lo pisara un colega "runnero", cayeras al suelo y fueras arrollado por otros corredores que pasan. Dirás que eso es poco probable, pero nunca se es demasiado cuidadoso. Ponte las zapatillas y de paso átalas con doble nudo.

3) Ya que estamos hablando de excrementos...

Supongamos que nos encontramos un excremento de perro sin infectar, es decir, limpio, fresco.. Aún así no deseamos pisarlo sin llevar por lo menos 2 pulgadas de goma en la suela de nuestros pies. Evidentemente, siempre podemos utilizar los ojos para evitar el excremento y rodearlo o saltarlo, pero tal vez estemos ocupados mirando a un chico o una chica que pasa justo en el momento equivocado....

La limpieza del excremento de la suela de las zapatillas es siempre más "agradable" de realizar que si estuviese en las plantas de los pies.

4) ¡El cáncer!

Pensemos una cosa: En los pies no sólo tenemos un montón de huesos, músculos, tendones, ligamentos y articulaciones, sino que además tenemos superficie de piel que recubre todo esto; esta superficie es la óptima para que los rayos ultravioleta incidan de manera nociva. Con todos esos excrementos, suciedades, piedrecillas, rocas, ramas, anquilostomas a la espera de saltar literalmente a tus pies, ¿por qué quieres dejar intencionalmente la parte superior de éstos, vulnerables a ataques adicionales?

Siempre podemos ponernos crema protectora de un factor altísimo, pero sería una lata: hay que abrir el recipiente, extraer un poco, extenderlo bien y eso conllevaría tener encima el clásico olor a crema de playa (que generalmente apesta) y la piel grasienta (pies y manos). No merece la pena... Y ni se les ocurra decirme que el sol sobre nuestra piel ayuda aportando vitamina D.

5) Correr descalzo podría ser la vía a otras actividades

Si por casualidad, comenzases a disfrutar corriendo descalzo, ¿quién sabe qué otros vicios podrías adquirir?: Podrías ir descalzo en tu hogar, mientras conduces e incluso en el trabajo. Podrías ser sancionado o ser expulsado de los lugares públicos por no respetar la consabida regla de "prohibido entrar sin zapatos o sin camisa". Incluso podrías empezar a usar los dedos de los pies en tareas que no podían hacer antes: recoger objetos, tirarlos...

Da miedo pensar siquiera en que peligrosa actividad podría desembocar tu vida. Por favor, no la lleves a la ruina.

6) Otros Peligros Varios

Los siguientes puntos hablan de cosas adicionales que están relacionadas con el correr descalzo. Ninguna de ellas es especialmente peligrosa, pero en conjunto constituyen un importante cúmulo de circunstancias que debemos tener en cuenta.

-Te puedes cambiar el nombre (o el de tu hijo) por el de "Ken", "Bob", "Pies Descalzos (barefoot)", o los tres a la vez.
-Puedes acabar en frente de alguna tienda de zapatillas deportivas protestando contra la venta de "ataúdes para los pies" u organizando un funeral para los pies de la gente que entra en el establecimiento.
-Puedes comprar una cámara de vídeo de 3500 euros de alta velocidad para grabar y estudiar el impacto del pie con calzado convencional, minimalista y descalzo.
-Incluso si el vídeo no te llama la atención, podrías empezar a fotografiar tus pies a menudo, siendo probablemente la primera vez en tu vida que lo haces.
-Christopher McDougall puede llegar a ser más importante para ti que Bruce Springsteen.
-Puedes notar que tienes un ansia extraña por comer semillas de chía o Pinole.
-Quizás acabes haciendo tu mismo unos huaraches de unos neumáticos usados..


Bueno, ahí están. Seis razones más por las que hay que evitar este comportamiento loco de correr descalzo. Espero que este nuevo conjunto de razones sirva para clarificar de una vez por todas cualquier duda y evitar que formes parte de esta moda tan absurda.

Pero como soy un corredor realista, a pesar de todas estas advertencias sospecho que alguno se iniciará por este camino, demostrando que estas advertencias no son suficientes. Algunos somos más débiles de voluntad y espíritu que otros. No pasa nada. No vamos a dejar de lado a los que han sucumbido a la tentación de correr descalzo. ¡Estamos aquí para ayudarte!

Por eso, he desarrollado un "programa de 12 pasos para estar siempre calzados". Este programa estrella será la base de la nueva organización que se llamará "Descalzos Anónimos" (UnShodAnon).

Descalzos Anónimos está abierta a la adhesión de cualquier persona que esté luchando contra la tentación de corre descalzo o simplemente que ya está atrapada en ella. Habrá más detalles sobre la composición de Descalzos Anónimos y el "Programa de 12 pasos" en los próximos días aquí en Downtown Runner. Si deseas ser un miembro fundador, por favor, háznoslo saber en los comentarios o haciéndote seguidor del blog en la barra lateral del mismo. Aquellos de ustedes que ya son amigos no necesitan unirse de nuevo ya que automáticamente tendrán derechos adquiridos en "Descalzos Anónimos".

Recuerda, ¡ata bien los cordones de las zapatillas y sal a correr!.

Downtown Runner.

Nota del traductor (o sea, yo): La traducción es lo más ajustada que pude hacer pero intentando darle un mejor sentido que el del traductor automático. También, como en el post anterior, me he permitido la licencia de añadir algunos enlaces para aclarar y "adornar" ciertos términos.
La versión original está AQUÍ

4 comentarios :

Simplemente genial..!! Se me han ocurrido algunas razones más para no hacerlo... Pero con estás y las anteriores es más que suficiente.... Un saludo..!!

Jajajaja, que bueno,....pues si,...se lo voy a mandar a un amigo mío que hace barefoot :)

Saludos,
FER

Gracias por referirme al blog, Fer!

Cuando llega Descalzos Anónimos y el "Programa de 12 pasos" a Panama. Soy un adicto...



Me llamo Marvin y corro descalzo.

Publicar un comentario