2 mar. 2013

III Carrera Nocturna de San Cristóbal de La Laguna

Ayer corrí mi primera carrerita popular del año, en mi ciudad natal, por la noche, bajo la lluvia y entre la niebla; se trataba de la III Carrera Nocturna de San Cristóbal de La Laguna. No me voy a entretener en escribir una larga y cansina crónica ya que no creo que le interese a nadie, pero sí me gustaría contar cuáles eran mis expectativas antes de la competición y cómo quedé cuando acabé.

Competía en la distancia de 10km (había una de 5km), y cualquier tiempo superior a 50 minutos lo consideraría un "fracaso" -nótese las comillas-, y el "tope" lo tenía en 45 minutos -que equivaldría a correr a 4:30 de media durante todo el recorrido-; todo lo que consiguiera entre 45 y 50 minutos ya me dejaría muy contento.

Con un circuito más o menos plano (que no resultó ser tanto), con las calles mojadas (y los consecuentes peligros de resbalones), con más de 1400 corredores juntos por las estrechas calles de la mini-ciudad (las dos categorías salieron juntas), con la imposibilidad de correr a gusto durante los 2 o 3 primeros minutos por mi mala colocación (sigo siendo demasiado modesto y me sigo poniendo de los últimos) y con la poca modestia ajena (la gente no se corta y sin tener la menor intención de ir "rápido" se siguen colocando en los puestos de delante), al final me salió una buena carrera. Muy buena carrera. Mejor de lo esperado.

Según mi tiempo tardé 44:36 en entrar en meta (el tiempo oficial me dio 45), resultando superadas todas mis expectativas con creces. Entré en el puesto 219 de la general (de 829 participantes) y el 58 de mi categoría (de 146).
Había superado la mítica barrera de 45 minutos (nunca antes lo había logrado en carreras o entrenamientos), y lo mejor de todo, con sensaciones de haber podido apurar un poco más (sólo un poco). Ésto, más todo lo que comenté anteriormente, hace que mi siguiente listón (sin fecha en el tiempo) sea acercarme un poco más a los 40 minutos, aunque eso es hablar palabras mayores ya que supondría ir a 4 min/km de media, y esa es la velocidad a la que hago las series actualmente...

Me calcé las Vivobarefoot Neo para competir, y se portaron muy bien exceptuando en los adoquines de piedra mojados (supongo que todos tuvimos sensaciones extrañas en esa superficie). Me hubiese gustado correr en huaraches pero ante el gran número de participantes y la posibilidad de llevarme un pisotón, y de que lloviera con intensidad, opté por este calzado cerrado, pero por supuesto, minimalista puro.

Me gustaría hablar un poco más de otros asuntos que atañeron a la carrera como los precios, la organización, el público, etc, pero no será ahora.

Quizás en otro post meta el dedo en alguna llaga.

Salud!

5 comentarios :

Enhorabuena por tu tiempo!
Como molan las nocturnas y con las Vivo mas ;-)

¡Estupendo! Vas notando la mejoría en cada carrera que participas y eso te da impulso para nuevos retos. La pena es que la neblina no deja muy buenas fotos...

Buen tiempo, yo tambien me muevo por ahi pero lo de correr de noche a mi no me va mucho. Un saludico.

Felicidades Gustavo¡¡¡,eso es correr y mucho¡¡¡,que maravilla...que sigan las mejoras y sueña con acercarte a los 40 minutos,los sueños con frecuencia preceden realidades.Estas en plena forma y eso siempre es motivo de celebracion.
Un abrazo.

Muy bien.
Enhorabuena...sensacional tiempo...
Espero tus comentarios respecto del resto de temas de la carrera, ya que he oido muchas cosas y no buenas por cierto...
Saludos

Publicar un comentario