22 mar. 2013

El santo grial

Ayer me encontré una noticia titulada "Un estudio del IBV concluye que el diseño adecuado de las zapatillas previene el riesgo de lesiones". Pertenecía a un diario deportivo on-line, y como me gusta leer las cosas en las fuentes originales, indagué un poco más hasta llegar a ella: el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV). Mi sorpresa fue aún mayor cuando descubro que allí titulaban la noticia, literalmente, de esta manera: "Las zapatillas previenen lesiones"... Ante esta frase tan contundente, mi atención se disparó, y con gran interés me puse a leer el artículo, esperando enterarme qué tipo de método había usado estos científicos para encontrar "el santo grial". Empleo este término bíblico porque según las cifras que yo conozco relacionadas con el número de lesiones deportivas en corredores, los datos revelados son alarmantes, como ya he dicho infinidad de veces en este blog.

Antes de llegar al meollo de la cuestión, descubro que, efectivamente, el IBV maneja cifras similares a las mías, según las cuales proclaman que ..."la incidencia de las lesiones en corredores es muy alta. Un 38% de los corredores europeos sufre o ha sufrido alguna vez una lesión asociada a la práctica deportiva y entre un 37 y un 56% de los corredores se lesiona al menos una vez al año"...
Aquí me gustaría hacer un inciso para decir que me parece una horquilla muy amplia (sospechosamente amplia) esa que presentan de entre el 37% y el 56%, por lo tanto, y aunque no sea "muy científico" vamos a quedarnos con el término medio de estas cifras para entendernos mejor; hablamos de un 46,5%...O sea, terrible, desolador y extremadamente preocupante saber que casi la mitad de la gente que corre en Europa (en el resto del mundo "civilizado" será más o menos la misma) se lesiona AL MENOS una vez al año...

Algo se estará haciendo mal, digo yo, ¿no?...

Bien, volviendo al asunto, y habiendo quedado claro que las cifras son las que son, continúo con la lectura de la noticia/artículo, y a medida que lo hago, compruebo con estupor que desde el IBV no hablaban de unas zapatillas especiales, de un nuevo descubrimiento, de un material asombroso, ni nada de eso, sencillamente se estaban refiriendo a las tradicionales zapatillas amortiguadas que usa la infinita mayoría de corredores populares.
Entonces pienso: "pero vamos a ver, ¿cómo se puede afirmar semejante barbarie -me refiero a que las zapatillas previenen lesiones- teniendo en cuenta las cifras que ellos mismos publican? ". Por un lado, reconocen que la tasa de lesiones es la que es, y por otro lado, dicen que las zapatillas previenen lesiones, siendo éstas parte fundamental de las mismas personas que se lesionan... Menudo galimatías contradictorio...

A todo esto, veo que la noticia (ya me da un poco de vergüenza seguir llamándola así), viene acompañada de una ilustración bastante significativa (al final de este post se las dejo) en la que se intenta explicar, de la misma manera que lo harían en cualquier tienda deportiva tradicional, los supuestos beneficios del uso de las zapatillas tradicionales, su "correcta" elección según el patrón de pisada, y sale el típico y ya clásico personaje corriendo con la misma postura que veo día tras día en los corredores populares...

Total, al acabar de leer, me quedo reflexionando un momento -justo cuando decido escribir lo que están leyendo ahora-, y llego a la conclusión de que el IBV está tomando el pelo a la gente. Así, lo digo sin paños calientes... Bueno, rectifico: no sé a quien están tomando el pelo, pero sí sé que pretenden tomármelo a mi, y lo llevan claro... Visitando su web o leyendo su dossier de prensa, me doy cuenta de que se trata de una empresa consolidada, aparentemente seria, muy asentada en la industria, con beneficios aproximados a los 12 millones de euros al año, y con una trayectoria más que envidiable, pero repito: a mi no me la dan...

Esto es sin duda alguna, otra pieza más del puzle del running popular:
médicos (traumatólogos y/o fisioterapeutas) que en connivencia con los podólogos y/o los institutos de biomecánica como el IBV, los fabricantes y/o vendedores de calzado deportivo, y sumado a la ignorancia, la imprudencia y la excesiva confianza del corredor popular, da como resultado los alarmantes índices de lesiones que vimos anteriormente, pero que, a fin de cuentas, son los que siguen reportando pingües beneficios a toda esta mafia...
Las lesiones son, a efectos prácticos, la obsolescencia programada del running popular.

Y yo repito: algo se estará haciendo mal, ¿no?...

Salud!

Enlace a la noticia: http://www.ibv.org/es/noticias-actualidad/show_new/76/4181

3 comentarios :

Me imagino que será un artículo de relleno por el que "intentan" decirle a la gente que más vale prevenir, sin entrar en el fondo de nada y sin esperar nada... supongo.

No he leído el artículo pero lo que sí creo es que está mal planteado de base. Yo creo que el uso del calzado adecuado es lo que previene lesiones, teniendo claro que lo adecuado no tiene que ser lo tradicional (zapatillas amortiguadas). Cada persona tiene su propia biomecánica y lo que me viene bien a mí no le tiene que servir necesariamente al vecino, digo yo...

Creo que ninguna zapatilla te previene de lesiones, estos señores publican estos artículos para seguir ganando dinero, (sin pensar realmente en la salud del corredor).
Pienso que la gran mayoría de las lesiones se producen por exigirle a nuestro cuerpo más de lo que puede aguantar en ese momento.(por estrés, falta de descanso, más kilometraje de la cuenta....)
Se debe de correr cada uno con lo que este más cómodo, intentando estar más atento a la técnica que a las zapatillas.
Nos vemos.

Publicar un comentario