19 ene. 2012

Seguimos creciendo

Después de estas primeras semanas del año, he de reconocer que entre una cosa y la otra, la seriedad de mis entrenamientos ha variado; he seguido saliendo con regularidad, pero con una finalidad un poco anárquica, y eso no me gusta.
Desde que decidí seguir un plan de entrenamiento hace algunos meses, he sido constante y regular, pero con el par de carreras en las que he competido en los últimos 20 días (que aunque no quiera me dejan algo marcado) y las caminatas deportivas con mi padre (largas y duras) he abandonado un poco esa seriedad de la que hablo y que tanto me ayuda a seguir progresando.
Pero como no hay mal que por bien no venga, rápidamente me he buscado algunos detonantes para retomar la actividad con la adecuada dedicación. Lo primero ha sido el cambio en el blog; era eso o elegía otro sitio donde escribir, y gracias a ustedes, aquí sigo. Como se puede apreciar, el cambio ha sido bastante radical, empezando por el título (no quieran saber su origen) y la pinta general, que al mirarlo uno es incapaz de saber si aquí se habla de "running" o de poesía contemporánea. Me gusta eso.

Otra cosa que incorporaré de manera regular a los entrenamientos serán las carreras de orientación deportiva. Hace muchos meses, ya comenté en este blog mi primer acercamiento a este deporte por medio de una amiga, y ahora con el comienzo del año intentaré tomármelo más en serio. El próximo domingo, si todo sale bien, asistiré con mi padre (que se apunta a un bombardeo) a una prueba de orientación en la que imagino que competiremos en la categoría parejas novatas. Es un deporte que me atrae enormemente desde hace muchísimo tiempo y ahora pretendo acabar de enamorarme. Ya contaré la experiencia...

Y por último, he decidido darle otra vuelta de tuerca a mi planning de entrenamiento. Comprobando que ya cubro sin mucha dificultad la distancia del medio maratón (entrenando), y sin tener objetivos claros y concisos para este año (más que competir en todas las pruebas que me apetezca y me sienta capaz de terminar con dignidad), voy a empezar a entrenar bajo la batuta de Jean-Pierre Monciaux (figuradamente, claro está). Para ello tendré que realizar una prueba de medición de mi velocidad aeróbica máxima (VAM) y elegir uno de los múltiples planes que este corredor de ultra fondo frances ha diseñado.
Me apetece seguir uno de sus planes ya que son muy variados, entretenidos y duros. Esta tarde reaizaré la susodicha prueba y en base al resultado obtenido, me decantaré por uno u otro plan.
Ya iré contando más detalles.

Salud!

7 comentarios :

Pues me gusta el nuevo look, sí señor! Personal y jugando al despiste.
A mí también me ayuda a tirar para adelante la redecoración del blog. A veces necesitamos aires nuevos y estos detalles ayudan.

Infórmanos de esa carrera de orientación, que me parece muy interesante. Ah, y de tu prueba de VAM.

Un saludo

Por cierto, me ha encantado la aplicación del mapAgenda. Muy apañada. Te copio ;)

Pues nada, aquí seguiremos estando, como siempre, para ir conociendo esos nuevos detalles; todo un acierto la decisión de seguir escribiendo y no abandonar esto que engancha tanto y se llama blog, alrededor del cual nos reunimos casi a diario un buen montón de amigos anónimos; un saludo.

Me gusta el look y los nuevos propósitos. Besos

Lo de la orientación es algo q me gustaría, una vez hice una pseudos carrera de esto y me lo pasé en grande.

Publicar un comentario