20 ene. 2012

Margen de mejora



Teoría: La velocidad Aeróbica máxima (VAM) es la velocidad de carrera alcanzada por un atleta cuando su consumo de oxígeno es máximo (VO2MAX). La VAM puede ser comprendido entre 8 y 25 km/h y depende de una parte de factores genéticos y otro del nivel de entrenamiento del atleta.


Para determinar la VAM hay diversos métodos, siendo el "Test Vameval" el más preciso de todos. Además, según el atleta, podemos realizar la "Prueba de 3 ' a 6 ' al 100 % de sus posibilidades" o la "Prueba de 1000 a 2000m al 100 % de sus posibilidades". Estas variantes dan un margen de error muy bajo y son adecuadas para gente como yo que no dispone de los medios necesarios para realizar el "Test Vameval".

Por lo que he podido sacar de aquí y de allí, entendí la manera de realizar estas variantes de test y hoy me dispuse a ello.
La opción escogida era la de los 4 minutos, significando esto que debía correr durante este tiempo al máximo de mis posibilidades... Lo planifiqué de la siguiente forma: 10 minutos de calentamiento suave, otros 10 minutos de ritmo más vivo con unos "acelerones" en los últimos minutos y por fin los dichosos 4 minutos a tope. Después de todo esto, un trote suave de enfriamiento y a estirar un poco.

El resultado final fue el siguiente:

-Los primeros 10 minutos los completé a ritmo de 5:31. Muy cómodo.
-Los segundos 10 minutos fueron a 5:01. Seguía estando cómodo.
-Y finalmente, los 4 minutos a tope se quedaron en 3 porque no podía más, iba absolutamente desfondado; aunque la idea inicial era echar el hígado por la boca, no pensé que fuera a falta de 1 minuto para terminar...
-El enfriamiento se convirtió en un "a ver si cojo aire", y aunque los primeros metros del mismo los hice a trote suave, el resto fue andando.

Hasta ahora había hecho series de 400, 800 y 1600, cada una con un tiempo predeterminado y no me había costado demasiado, pero esto de intentar correr 4 minutos al 100% de lo que da la máquina, o no lo afronté bien desde el principio y me aceleré demasiado (entiendo que eso es justamente ir al 100%) o es un auténtico crimen...

En definitiva, tomé la medición de los 3 minutos (que fue donde paré el ritmo desenfrenado y descontrolado que llevaba) y el gps contabilizó la mísera distancia de 790 metros... Que traducido al idioma VAM son unos 15,6 km/h. Esa es mi velocidad máxima de carrera cuando mis pulmones no dan para más...

En base a este parámetro, elegiré un plan de entrenamiento que me lleve a mejorar un poco más y lo presentaré por aquí en breve.

Algo extraigo de todo esto: Todavía tengo margen de mejora, por lo menos hasta que logre escupir el hígado.

Salud!

9 comentarios :

A por la conquista de ese margen de mejora, ánimo!

Intenta mejorar siempre, pero recuerda que ir muy al límite al final te hace retroceder.

Estás hecho una "piltrafita", ja, ja... Besos

Pues sí, se podría decir que la nueva imagen impreme un carácter dulce y relajado. :-?
En principio, tiene buena pinta. Me gusta y creo que vale la pena que nos cuentes el por qué del nuevo nombre. En cuanto a lo del hígado, seguro que no, ya verás...
Un besito,

Muy interesante la entrada. Yo ahora estoy intentando mejorar este aspecto también, para correr de forma mas sana (por decirlo de alguna forma). Probare a hacer esos 4' a full a ver que pasa :)
Saludos
PD: Muy chulo el calendario

Enhorabuena por el resultado y por haber realizado la prueba, que siempre me ha parecido algo bastante duro. Yo la tengo pendiente.

Saludos.

Bastante interesante la prueba. Puede que algún día me de por hacer, pero 4 minutos a tope me da que es demasiado. Me alegra ver que sigues con el blog...

Interesante la prueba. En seguida te has puesto manos a la obra. Lo anunciaste ayer y voila! hoy ya estabas dispuesto a echar el hígado.
Yo la tengo pendiente, que reconozco que en mi filosofía de autoentrenamiento desconozco cuales son mis posibilidades y ya va siendo hora de no ir tan a ciegas.

Creo que es un acierto que trates de seguir un orden en los entrenamientos, porque es la única forma de mejorar. El 2011 fue el año del aprendizaje, esperemos que el 2012 sea el de la consagración.

Publicar un comentario