28 ago. 2011

Semana 8

Otra semana "rara", con una salida menos de lo habitual y con sensaciones "regulares". Tengo algunas cosas en la cabeza (generalmente procuro tener las menos posibles...) y estoy algo desconcertado. De todas maneras, y como todos los kilómetros cuentan, aquí va el resumen:


Lunes: Carrera Media:
Distancia: 10,55 km
Tiempo: 56:43
Ritmo: 5:22 min/km
Calzado: Vibram Fivefingers Bikila

Miércoles: Carrera Media (II):
Distancia: 10,20 km
Tiempo: 01:01:56
Ritmo: 6:04 min/km
Calzado: Vibram Fivefingers Bikila

Sábado: Carrera Media (III):
Distancia: 8,34 km
Tiempo: 51:25
Ritmo: 6:09 min/km
Calzado: Descalzo

Kilómetros Totales: 29.09

Impresiones Generales:
Como apunté en el comienzo del post, las sensaciones que he tenido estos días han sido un tanto extrañas, y no me refiero a las físicas (dolores, molestias o algo parecido que de momento, ni notarlas) sino a las mentales. Supongo que a todos les pasará lo mismo, pero yo me he dado cuenta de que es directamente proporcional el rendimiento de cada entrenamiento con el estado mental que tenga antes de empezar. Así, el lunes hice una salida discreta de 10 kilómetros sin mucha historia. (Strands).
El miércoles tenía intención de hacer la tirada larga que no hice el lunes, pero la mente me dijo que con una hora y 10 km recorridos ya era suficiente.(Strands).
El sábado salí a "cumplir" con el tercer día de entrenamiento y al final fue el mejor de la semana ya que corrí algo más de 8 km totalmente descalzo en compañía de mi hermana. El recorrido fue por en medio de la ciudad, con las consecuentes miradas y comentarios "por lo bajini" de algunos. Divertido.(Strands)

Sensaciones:
Semana marcada por el bajo estado anímico y mental. A falta de la motivación para hacer salidas intensas, por lo menos en lo que a kilómetros se refiere, aproveche todas y cada una de ellas para enfocar mi atención en dos asuntos de la técnica de carrera que creo debo pulir:
a) Al despegar el pie en cada zancada, controlar que no haya un "empuje" de los dedos contra el asfalto, sino que sea un "alzamiento vertical". Notaba que de vez en cuando me salía alguna ampolla debajo de los dedos cuando corría descalzo, y eso es síntoma de que algo no iba como debía. Es un concepto un poco raro pero a los corredores minimalistas o descalzos les sonará.
b) El otro asunto era controlar la tensión que suelo aplicar sin querer en la zona de la espalda alta y hombros (eso lo vi en el vídeo que grabé) como si llevase toda esa parte excesivamente alta.

Espero que la próxima semana vaya mucho mejor en cuanto a sensaciones y kilómetros. De todas maneras, no me quedé en el sofá más de lo debido, y al final todos los kilómetros, por pocos que sean, cuentan.

Salud!

5 comentarios :

No creo que pudiese hacer lo que haces, correr con las vibran, no se, pero descalzo, ufffff. muy duro. Diaso semanas de bajon los tenemos todos, animo.

Pues claro, todo cuenta. Habrá días mejores y otros no tanto, pero siempre en positivo, que sé que tú lo eres. Besos

Semanas chungas nos llevan directamente a buenas semanas. Todo es cíclico: el bien, el mal; blanco, negro; frío calor; malas sensaciones, buenas sensaciones :)
Y como bien dicen por arriba, todo cuenta.
Un saludo.

Suma y sigue que es lo que importa,ya vendran mejores semanas,al menos has aprovechado para depurar la tecnica.
Un abrazo.

Publicar un comentario