11 nov. 2011

De herradores

En algunos posts que he publicado con anterioridad, el colectivo de podólogos no ha salido bien parado, y aunque he reconocido mi absoluta ignorancia en temas médicos en general, no hace falta ser muy inteligente para rebatir muchas de las supuestas verdades que propugna la medicina moderna, y en especial la podología. También he comentado alguna vez que por contra, mi predisposición a ponerme en manos de profesionales es total y absoluta, y soy un defensor acérrimo de los propios avances médicos, siempre y cuando crea que lo que diagnostican tenga un mínimo de sentido y coherencia, porque al fin y al cabo, mi cuerpo es mío y sólo mío.

Por otro lado, he citado alguna excepción a esta norma (aunque son las menos) en la que podólogos aportan nuevas ideas, teorías y conocimientos que se alejan de los dogmas clásicos de plantillas, correctores de pisada, soportes de arco plantar, etc, etc.

Hoy, en el Diario Vasco, y aprovechando la celebérrima Behobia-San Sebastián, publican una entrevista a una podóloga llamada Ana Olga Arostegi en la que apunta una nueva orientación en el mundo de la podología. Sin mucha trascendencia ni mucho compromiso, es una lectura recomendable, corta, sencilla y para toda la familia.

Yendo un poco más allá, resulta que la podología en España, es junto a la odontología una de las dos ramas médico-sanitarias que no requieren estudios previos en medicina ni en enfermería, como se requería hasta hace unas décadas, antes de aplicarse las directrices de la Comunidad Europea (wikipedia), además, teniendo en cuenta que se reconoce la podología como especialidad para A.T.S. en el Decreto 727/62 del 29 de marzo de 1962 (B.O.E del 13 de abril), podríamos decir que es "un invento moderno", que curiosamente, data de la misma fecha aproximada de la aparición por primera vez de las zapatillas deportivas amortiguadas y correctoras...
Poco más hay que añadir...


Salud!

2 comentarios :

Vamos que estamos mediovendidos...
Gracias por seguir informando...
Un abrazo.

Gracias por el comentario Maratonman.

Salud!

Publicar un comentario