10 jun. 2011

Reflexión ahogada vs Lanzarote Wine Run

Sin entrar en cuestiones políticas, siempre me he considerado un tipo bastante abierto, permisivo y liberalizador aunque con los años supongo que cada vez irá a menos; siempre he estado en contra del "estado paternalista" y de su sospechoso afán por cuidar de los inútiles e ignorantes ciudadanos. Nunca me han gustado las prohibiciones y siempre he abogado más por la educación y la formación desde la base social para que las decisiones personales en el futuro sean hechas con un criterio racional y sopesado. No creo en el Estado como ente anónimo y global sino más bien como un pulpo de tentáculos infinitos manejado por los más listos de la clase, algo que me gustaría cambiar, reformar o por lo menos, poder huir de él. Todas las opciones son imposibles de realizar; sólo me queda sobrevivir.
A grandes rasgos me he definido ideológicamente aunque hay muchos matices, como en la vida misma. Lo he hecho porque creo que es fundamental mostrarles, mis queridos lectores, de qué pasta está hecho el que escribe.

Según mi punto de vista, la hipocresía social más flagrante se ve reflejada en el tema de las drogas y la prostitución. Lo del lenocinio lo trataré en otra ocasión (tal vez) y hoy me centraré en el asunto "drogas y deportes" (por fin encaminé el texto...)

Cuando el deporte sigue siendo deporte y no espectáculo, cuando no se ha profesionalizado y no se mueven cantidades astronómicas de dinero y cuando conserva la pureza del hecho deportivo, las drogas no tienen cabida, no tienen sentido y rozan el absurdo. Aún así, los ignorantes las usan para mejorar su rendimiento. Otra cosa bien distinta es lo que opino acerca de su uso en el deporte-espectáculo; me guardaré dicha opinión para otra ocasión. Para mi, las carreras POPULARES siguen siendo uno de esos ejemplos de deporte puro en los que la ciudadanía deportista va a competir, pasarlo bien, probarse a sí misma y disfrutar, todo desde la coherente perspectiva que forma el tandem deporte-salud.

Al margen de las consabidas botellas de champan de los podios en diversos deportes (sobre todo del motor) y de la incesante relación que tienen algunas poderosas marcas de cerveza con los eventos deportivos de gran magnitud, con sorpresa me encuentro una carrera popular que se celebra en Lanzarote (es un ejemplo más, supongo) en la que el alcohol está presente y sirve como reclamo para el deportista. Asombrado e indignado me he puesto a escribir este post intentando descargar mi ira:

- Dicen que las drogas ilegales (me hace gracia este adjetivo) son malas, muy malas en cambio las socialmente aceptadas como el alcohol no sólo no son tan malas sino que encima se permiten el lujo de ser asociadas con eventos deportivos. Manda huevos... Ya basta de hipocresías, esto roza lo circense. Para el alcohol sí que puede haber CONSUMO RESPONSABLE, para el tabaco idem, pero para el resto de sustancias que existen (prohibidas), que nos acompañan cada día, que conviven con nosotros y que están más cerca de lo que creemos, para esas no, para esas no estamos preparados.
Sigue siendo más rentable que las manejen unos pocos... Sospechoso, ¿no?

En fin, el mundo que nos ha tocado vivir...

Salud!


Enlace a la Wine Run (precioso recorrido, todo sea dicho):

Otro ejemplo de la hipocresía deportiva con respecto al alcohol disfrazado con el lema "consumo responsable"

Interesante artículo si todavía quedan ganas de leer más al respecto:


Entrenamiento:

Distancia: 12,24 km
Tiempo: 01:19:26
Ritmo: 6:29 min/km
Velocidad: 9,24 km/h

4 comentarios :

Respeto mucho tu opinión y sí, creo que asociar alcohol con deporte no es lo más correcto. Quizás debería ser la carrera de la uva o simplemente una carrera más sin ningún tipo de nombre en concreto. Es verdad que en todos los puntos de avituallamiento va a haber vino, así como agua y me imagino que fruta, ya que el recorrido es muy duro (para los que corren, claro). Pero también es cierto que Lanzarote, al igual que otras islas tiene gran tradición vinícola y son muchos los agricultores y no agricultores que tienen su pequeña bodega en casa, así que en parte considero normal que se haga esta carrera, además de ser un reclamo deportivo es un reclamo turístico. No sé si conoces bien el Club La Santa Sport, yo sí, he vivido mucho tiempo en la isla, y ellos son grandes organizadores en eventos deportivos, entre los que se encuentra el famoso Iroman, así que soy de la opinión de que esta carrera es más un reclamo turístico, dudo mucho que más de un 10% sean corredores de la isla.
Bueno, que me lió, yo voy a participar en la que es caminando, ya que no estoy tan en forma como para meterme 21km entre pecho y espalda y mucho menos con el recorrido tan complicado entre lava, además me es indiferente que sea del vino, de la uva… el mayor objetivo es pasarlo bien y… disfrutar del evento. Creo que cada uno es responsable de “beber” lo que quiera. Además dicen que es bueno beber una copita de vino en las comidas, jejeje.
Espero que no te moleste el comentario. Y sobre todo a todos que acudan que sepan lo que hacen, el recorrido es duro, y con el calor, (si además beben) puede ser muy perjudicial.
Un saludo

Pues si con la carrera del vino te cabreas mira esta:
http://www.marathondumedoc.com/
Hay un montón de corredores y es muy famosa (pero eso sí, ya sabes a lo que vas). En los puestos de avituallamiento hay de todo comida, bebida... (y también agua). Yo pienso parecido al anónimo; vivo en La Rioja y aquí hay bodegas que patrocinan carreras y también hay carreras que tienen al vino como referente y a mi no me parece mal; cada uno sabe lo que tiene que hacer. Un saludo

Hola anónimo. En absoluto me molesta tu comentario, al contrario, lo agradezco. Estamos casi de acuerdo en todo, y claramente también veo que la carrera es un reclamo turístico. No me parece mal ya que no tengo nada en contra de la industria vitivinícola (y menos la de Canarias), pero creo que una romería bien organizada, un evento turístico bien planteado o cualquier cosa que no tenga que ver con el deporte, hubiera sido más apropiado o por lo menos, más correcto moralmente. La labor de La Santa Sport es intachable. Mi reflexión iba un poco más allá de este caso en concreto, era algo más global y relacionado con la "discriminación" (si se me permite la palabra) en cuanto a drogas se refiere.
Mucho ánimo, mucha suerte y a disfrutar del recorrido y del buen vino conejero.

Salud!

Muchas gracias por los ánimos, el recorrido lo disfrutaré,sin duda. Ya que llevo casi un año sin estar por ahí. Y del vino... no creo ni que lo pruebe, ya que no me gusta.
Saludos y... gracias por el blog, lo sigo habitualmente y me encanta.

Publicar un comentario