10 jul. 2012

Los Huaraches del novato


Como ya he mencionado en alguna ocasión, no he leído el best-seller "Born to run" (y de momento no entra en mis planes), con lo cual debo ser de los pocos corredores minimalistas que no han disfrutado de esta lectura; esto no es óbice para no conocer su argumento y sus protagonistas, aunque sea de oídas.
Podríamos decir que parte de la culpa de la revolución del barefoot running la tiene este texto de McDougall y las historias de la tribu de los Tarahumara que en él se cuentan. Una de las características de esta tribu mexicana, aparte de ser unos excelentes corredores, es que lo hacen con unas sandalias de caucho y cuero llamadas huaraches, aunque siendo exactos, este término engloba unos determinados tipos de sandalias con características similares, propios de México y otros países latinoamericanos. Las sandalias huaraches al estilo Tarahumara se han convertido para muchos corredores minimalistas, en una opción a añadir dentro de la cada vez más amplia oferta de modelos con características propias de esta corriente del running.

Esta introducción literaria e histórica viene a cuento porque después de más de un año y medio corriendo sin amortiguación ni correctores de pisada u otro artificio, por fin ha llegado la hora de probar mis primeros huaraches.

Por cortesía de Zami.es, tengo en mi poder uno de los modelos de la compañía "Pies Sucios", concretamente el modelo Simna, que trataré de usar en mis próximos entrenamientos recabando sensaciones y experiencias. Pese a haber corrido descalzo y con zapatillas minimalistas durante bastante tiempo, el uso de unos huaraches requiere su proceso de adaptación y su perfecto ajuste y anclaje, con lo cual hasta dentro de unos días (pocos, espero), no tendré el criterio suficiente para realizar un análisis sobre estas, a priori, fantásticas sandalias.

Mientras, y para ir haciendo boca, les dejo con las fotos de mis nuevas compañeras tras un pequeño paseo con ellas...

Salud!



8 comentarios :

¡Ya nos contarás que tal!

A mi el libro me encantó. Apenas he corrido descalzo, algun kilometro suelto de vez en cuando y por tierra y hierba. Epreo el otro día, por caprichos del momento, relizé una tirada de 4 km sobre asfalto y con la amoriguación exclusiva de las plantas de mis pies: excelente carrera, disfrutona y nada lesiva. Siempre si se hace de la manera correcta creo yo.

¡Un saludo!

Me imagino que llevarás un taparrabos a juego con los huaraches no?

Siempre es bueno probar para poder opinar. Abrazos

No te atreveras a correr un maratón con esas sandalias huaraches jeje, algo había leído yo sobre esa tribu Tarahumara que corrían con sandalias y tal, para mi, las sandalias solo para la playita.

Curiosa entrada, me ha gustado mucho, aunque uffffff, lo siento pero yo no me veo corriendo con esas sandalias con lo patoso que yo soy (más de una vez la he liado parda). Ya nos contarás sensaciones.

Para mi lo veo tela de complicado correr con esas zapas , padezco tela de los pies, pero para dar paseitos estan fenomenales,saludos

Pues ya nos contarás tus sensaciones y experiencias...

Saludos. ;)

buena compra, yo lo hice hace dos meses y estoy encantado... despues de 20 años corriendo, me he pasado al minimalismo y no lo cambio. Con las sandalias se corre genial, sensaciones buenas en pies rodillas etc..

por cierto, en este pais lo de ridiculizar por desconocimiento del asunto es toda una tradición.

recomiendo quien quiera probar, que lo haga con cuidado y siguiendo recomendaciones de sitios fiables, resumiendo rodillas flexionadas, pisar con la parte central delantera del pie, relajadito y más carencia de pisada...

a darle caña y suerte

Publicar un comentario