13 oct. 2012

¿Te gusta que te miren mientras corres?

Suelo compartir en este blog todos los estudios que estén relacionados con el barefoot/minimalismo de los que voy teniendo conocimiento. A aquellos de ustedes que no son corredores minimalistas o simplemente no son corredores "a secas", supongo que dichos estudios les traerán sin cuidado, pero las ganas de compartir y la "necesidad de llenar el blog" con datos e información es lo suficientemente fuerte como para que siga dando eco a lo que no llega a este país ni haciendo un esfuerzo.
En cualquier caso, imagino que sí habrá alguien que los lea...


Pero el caso de hoy es bien distinto ya que no trata de calzado, maneras de correr, técnica ni lesiones.

Me voy a referir a un reciente estudio publicado en Perceptual and Motor Skills (apartado de la web científica Ammons Scientific) que literalmente se titula "Observer effects on the rating of perceived exertion and affect during exercise in recreationally active males", es decir, algo así como "Alteraciones que produce en la percepción del rendimiento de un varón que realiza ejercicio, estar siendo observado", o dicho más claramente y llegando a la conclusión del estudio:
"cuando nos miran mientras corremos, nos cuesta menos hacer esfuerzos y rendimos mejor, y todavía más, si es una mujer la que mira..."

Voy a intentar resumir el estudio en unas líneas:

- Se utilizó a 10 hombres moderadamente activos que debían correr en una cinta durante 20 minutos al 60% de su velocidad máxima. Esta rutina se hizo 3 veces por participante, y mientras que una de ellas era de control, en otra había una mujer observando, y en la tercera un hombre (no por este órden).
- El objetivo era comprobar si había alteraciones de la percepción de esfuerzo (personal de cada corredor) durante la presencia de observadores.
- La conclusión reveló que la introducción de un observador masculino mejoró la sensación de esfuerzo con respecto a la prueba de control, y si el observador era femenino, la percepción del esfuerzo mejoró aún más.

Esto dicho en otras palabras, viene a significar que al corredor le parece que le cuesta menos correr (que hace menos esfuerzo) mientras está siendo observado y aún le parece más liviano su ejercicio si es una mujer la que lo mira... Acojonante, ¿no?...

He de aclarar que durante las 3 pruebas, los hombres siempre mantuvieron la misma velocidad en la cinta, de esta manera se aseguró que el esfuerzo REAL siempre fuese el mismo, y sólo los agentes externos (observadores) fuesen los "alteradores". Huelga decir que los participantes no sabían al ritmo que iba la máquina de correr así como el objetivo del estudio.

Nota: SÓLO se realizó con hombres; el que quiera los resultados del estudio con mujeres, que lo haga él/ella mismo/a o que espere a ver si lo hace alguien más...

Ahora mi opinión:

Curioso estudio que demuestra de manera pseudocientífica cómo los humanos (machos) guardamos esos resquicios naturales de exhibición, despliegue del plumaje, danzas y otras formas de atraer a las "hembras" que desde tiempos ancestrales se siguen dando en el resto de animales de este planeta; todo esto me recuerda a los documentales de naturaleza... También se puede ver esa cualidad del macho humano en otros lugares, como discotecas, bares, gimnasios... En definitiva, cualquier sitio es bueno para ello si hay una hembra en frente... Patético, pero real como la vida misma.

Por otro lado, y para finalizar, muchos "runners" parece que sólo viven para demostrar ante los demás todo lo que corren, han corrido o correrán -en distancia y/o velocidad-, con lo cual, no me sorprende demasiado el resultado del estudio. Además, como nuestra sociedad está impregnada de una competitividad repugnante a todos los niveles, la necesaria demostración de nuestros propios valores ante los demás se ha tornado casi obligatoria, intentando de esta manera que se nos reconozca la propia valía.
Evidentemente, todo esto ocurre de manera inconsciente, con lo que podríamos afirmar que el hombre (ahora no distingo sexos) sigue siendo un animal mucho más primitivo de lo que muchos se piensan, y los "runners" no ibamos a ser una excepción.

Salud!

Estudio: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23033758

7 comentarios :

Como nos gusta presumir,jajaja,muy buen articulo Gustavo.

Por cierto felicidades por ese año y medio de no fumar,por esa constancia corriendo y por esos 20 kilos menos que seguro habras notado de sobra y que habra sumando mucho en tu evolucion como corredor.A mi no me aburre que la gente hable de entrenamientos y competiciones,pero bueno como me dicen a mi cada uno monta el blog a su manera y muchas gracias por la informacion sobre el minimalismo,forma de correr que me encanta.
Un abrazo.

Muy bueno Gustavo, al final la genética se impone...

SAludos

No voy a ser yo quien haga el estudio con mujeres, ja, ja, pero estoy segura de que si se hiciera y con observadores masculinos, mejoraría la sensación de esfuerzo, y si los observadores fueran femeninos, sería todavía mayor, je, je... Es que las mujeres son mucho...
Abrazos

Interesante, me ha resultado bastante interesante este estudio.
Me encantaría saber cómo funciona con mujeres, seguro que igual. Todos de un modo u otro queremos aparentar dignidad y entereza aunque estemos al borde del colapso (ojo, ésto si estamos haciendo ejercicio, seguro que en otras situaciones la pérdida de dignidad nos importa un pimiento aunque esté nuestra vida en juego pero con calzado deportivo es otra cosa...)

Saludos,

Este estudio lo suscribo. Desde siempre, cuando adelanto o me cruzo con alguien corriendo noto que como mínimo mejora mi postura. Somos animales sociales y todo, absolutamente todo lo que hacemos tiene de una u otra forma un componente de aceptación y pertenencia a un grupo. Es otro estudio de esos que demuestra lo evidente, aunque en este caso nos de un poco de avergonzado pudor reconocer lo evidente.

Publicar un comentario