22 mar. 2011

Evolución

Pese a que todavía sigo aferrado a mis zapatillas con amortiguación y no me acabo de "tirar al río" con lo de correr descalzo o con zapatillas minimalistas durante todo el entrenamiento, cada vez voy añadiendo más tiempo y distancia a esta última variante (de los 6 km y medio de la última sesión, los 1200 mt finales fueron en "chancletas". Y aunque parezca mentira, ¡vaya alivio cuando me las puse!). Supongo que en breve daré el "salto" definitivo ya que cardiovascularmente me encuentro bien, aunque los músculos y tendones serán los verdaderos resentidos. Espero que estos meses de adaptación a la pisada hayan servido de algo...
También noto avances en la adecuación de la cadencia de zancada. Cada vez me resulta menos complicado llevar un ritmo de 180, aunque de momento sigo yendo detrás del "bip-bip" que marca el ritmo de mi metrónomo.

Ayer corrí el primer entrenamiento de mi NOVENA semana seguida. Todo un logro.

Lo más importante para mi, por encima de cronos, kilómetros, pulsómetros y demás, es haber logrado mantener la constancia para llegar hasta aquí. Sigo con ganas (cada vez más) y pequeños deseos deportivos van apareciendo, como entrenar de vez en cuando por alguna pista de monte o iniciarme en la Orientación Depotiva (aunque sea para probar). Todo son buenos síntomas, muy buenos...
Ah, y me planteé seriamente dejar de fumar, llevo 2 días tan solo, pero espero mantener la constancia en eso también. Con el tiempo me lo agradeceré.

Salud!

1 comentarios :

Genial. Pasitos cortos, pero firmes. Ese es el mejor camino. Y ánimo con "la fuma". Besos

Publicar un comentario