21 ago. 2012

Huaraches Pies Sucios "Simna" con 100 km de uso


Hoy toca otro post de esos de "review", y le corresponde el turno a las impesiones que me han causado los primeros 100 kilómetros recorridos con los Huaraches Simna, presentados en esta otra entrada...
Lo primero que hay que decir es que la mayoría de entrenamientos realizados con este calzado han sido de unos 10-12 km por sesión, a excepción de una salida de 18 km y siempre han sido por asfalto o superficies duras y abrasivas, aunque también ha habido pequeños escarceos en pistas sencillas de tierra sin desnivel. Además, antes del primer entrenamiento, estuve dos o tres días caminando con ellas para pre-evaluar los ajustes de lazadas, aunque corriendo siempre es otra cosa.
Las velocidades han sido variadas, aunque por norma general se han movido en mis parámetros, es decir, entre 4:30 min/km y 6 min/km; alguna serie un poco más rápida también ha caído...

Ajuste: Suele ser normal que al principio de usar unos huaraches, las sensaciones no sean las mejores, ya que encontrar el punto justo de atado no es fácil, pero en mi caso he de confesar que no tuve ese problema. Desde el primer día opté por un ajuste fuerte, confiado que con el propio uso y movimiento del pie, las ligas se fuesen aflojando lo justo para permitir la movilidad adecuada, y así fue; apenas tuve momentos incómodos relacionados con demasiada holgura o bailoteo del pie.

Agarre: Este aspecto es muy destacable ya que el comportamiento de la suela Vibram ha sido impecable en todo momento. A falta de probarlas sobre superficies mojadas o húmedas, de momento tienen un sobresaliente.

Comodidad: Evidentemente, hablar de este aspecto es relativo y en cierta medida algo absurdo ya que se trata de la comodidad que proporciona una plancha de goma atada a los pies. No obstante, es el calzado que más libertad me proporciona y el que más sensaciones parecidas a correr descalzo me deja. Por otro lado, y para disipar dudas de los más escépticos, la parte de la liga que discurre entre los dedos no me ha molestado ni una sola vez pasando completamente desapercibida; quizás ha tenido que ver el hecho de ser un cordón suave, no lo sé...

Apariencia: Sobre este capítulo hay algo más que decir, ya que con diferencia, es el calzado que más llama la atención de la gente. Teniendo en cuenta de que por norma general, todo lo que sea distinto a lo común llama la atención y atrae miradas (es el precio de vivir en una sociedad atrasada socialmente), en este caso es muy obvio. Cuento a mi favor con la experiencia de más de un año de uso de las Fivefingers, que también se las traen en este aspecto, pero con los huaraches el asunto se eleva a otra dimensión... También tengo a mi favor ser una persona que no le preocupa lo más mínimo lo que puedan decir o pensar de ella...

Puntos en contra: La verdad es que me ha costado encontrar alguno, pero de momento hay dos, aunque son muy relativos.
El primero es que en los entrenamiento largos (por encima de 15 km en mi caso) la superficie de la suela sobre la que apoyo el pie, comienza a ser resbaladiza. Está claro que la cantidad de sudor que expulsen los pies es un factor clave, o sea que este aspecto es muy, muy relativo. Además, con el paso de los kilómetros me ha dado la sensación de que este "problema" ha ido desapareciendo, quizás debido al propio "curtido" de la goma... En recorridos cortos (15 km o menos) no noto nada al respecto.
El segundo aspecto es en relación a los cordones. Pese a que no se han roto, ya presentan algún punto dañado, sobre todo en las zonas de fricción con los ojales de goma. Desde luego es un capítulo que no me preocupa lo más mínimo ya que cada par de huaraches Simna vienen con dos pares de cordones, y además, siempre podré comprar otros o sustituirlos por algunos de un material más duradero.
La durabilidad creo que viene marcada por la suela, y de momento, está como nueva.

Conclusiones: Hasta el momento sólo tengo palabras positivas en todos los aspectos. Muy recomendables pero sólo para los que lleven tiempo en el barefoot/minimalismo, o para los que hagan las cosas con calma, paciencia y mucha cabeza, aunque desgraciadamente escasean...

Aquí les dejo con otro set de fotos del estado actual de los huaraches, lamentando no añadir alguna en la que se me viera con el taparrabos, para delicia de los intransigentes e ignorantes. En otra ocasión será...

Salud!


7 comentarios :

Me alegra que estés tan satifecho, a seguir disfrutándolas

Mientras tú vayas cómodo, están estupendas... Abrazos

Me gusto mucho lo del taparrabos, está bien que lo comentes, en un post que encontré trataban a la gente que corría descalza o en huaraches, de trogloditas...
a seguir....

Uff, menos mal que nos has librado de verte en taparrabos. Aunque no hubiese estado mal ver alguna foto para ver como las amarras a tus pies.

Y el tema de las piedras que se puedan meter que tal? Es lo que más veo yo que pueda molestar.
Gran analisis gracias

Gulez: En la entrada a la que hago referencia al rincipio del post, podrás ver alguna foto con los huaraches puestos.

Manuel: Curiosamente, las piedritas que se meten (casi ninguna hasta ahora) salen como mismo entraron... Problemas Cero.

Gracias por comentar.

Gustavo, una desventaja que veo yo es el precio. Tengo las Natura, me costaron 40€ y porque estaba registrado en correr descalzo, ya que cuestan 45€. Creo que son caras, pero bueno tire por donde te tires esto es lo que hay.

Saludos.

Publicar un comentario