30 dic. 2011

Balance del cuarto trimestre (y último)

Bien. Por fin llegó la hora de hacer el balance del último trimestre de mi primer año como runner.

Para los que han seguido hasta ahora mis andanzas en el mundo del running, sabrán que el año pasado por estas fechas elegí como uno de esos objetivos de año nuevo, el simple pero a la vez duro propósito de ponerme en forma. Para ayudarme a ello me fijé como última meta correr la San Silvestre de mi ciudad, hecho que en aquel momento me parecía un buen compromiso. El año ha pasado y el objetivo se cumplió: he "cogido forma" y completaré la San Silvestre (si no se tuerce nada de aquí a mañana); (caerá un post con la "crónica", seguro...)

Estos últimos tres meses han sido productivos en lo que a entrenamientos se refiere, siguiendo muy al pié de la letra el planning autoestablecido. Además he añadido casi todas las semanas algún "extra" que ha solido venir en forma de suave entrenamiento descalzo (para no perder las buenas costumbres) o en largas caminatas (de 15 a 20 km de media) por los preciosos montes de Anaga con la inestimable compañía de mi padre, que ya quisiera yo firmar llegar a su edad en semejante forma física. Además, como ya relaté hace algunos meses, participé en mi segunda carrera popular con muy buenas sensaciones, consiguiendo afianzar aún más la confianza en mis posibilidades de mejoría.

Después de aproximadamente 10 meses corriendo descalzo/minimalista, aún no doy del todo por finalizada la transición. Digo esto porque con el running soy un tipo bastante precavido y conservador y porque hasta que mi cuerpo no me diga "ya", yo no diré "ya". Las sensaciones siguen siendo excelentes, sin dolores o molestias más allá de las normales después de correr durante 20 km en un entrenamiento; las lesiones siguen sin aparecer (toco madera) a pesar de que el nivel de exigencia ha subido considerablemente durante este último trimestre. La cifra de kilómetros también ha aumentado, llegando en ocasiones a los 40/50 semanales. En definitiva y sin echar mano a los números para no aburrir (aunque los tengo bien guardaditos), la progresión ha sido más que satisfactoria.

Con la llegada del nuevo año, otros objetivos se me presentan, aunque se podrían unificar en uno: competir en tantas carreras populares (de asfalto y de montaña) como se me antoje.

Para los que no lo sepan, uno de los lugares en los que guardaba mis entrenamientos (Strands Fitness) cerrará el día 31 de este mes. Sigo buscando alguna alternativa similar, y aunque también subo los datos a Endomondo y Garmin Connect, tengo mi propio control con un software. En cualquier caso, se agradecen sugerencias.

En cuanto al blog y pese a que sigo firme en mi idea de "cambiar de aires", todavía quedan algunos posts (pocos) que publicar. He estado trabajando en otro desde hace algún tiempo, pero todavía no ha visto la luz, y a día de hoy no se si la verá ya que me quedan algunas decisiones que tomar; también barajo la idea de transformar este, más que nada por sentimentalismo, aunque tampoco lo tengo claro.

Para acabar el corto balance trimestral, volver a agradecer a los de siempre: mi queridísima familia (gracias una y mil veces), md y los que siguen todavía por aquí.

Salud!

2 comentarios :

Ya puedes estar contento, has progresado mucho y bien a lo largo del año. Felicidades. :)

Software.

Si tienes Windows, Sportstrack.
Si tienes Mac, rubitrack.

Un muy buen balance, diría yo. Sabes que estaré en los recorridos jaleando, ja, ja. Felicidades y besos

Publicar un comentario